EL PORVENIR: «MIRO MUCHO LOS TIROS LIBRES DE MESSI Y MARADONA»

Por: Francisco Alí | julio 2, 2021


Ignacio Lachalde emprendió un nuevo desafío en su carrera con su llegada a El Porvenir y su primera experiencia en la Primera C. Con 27 inviernos, el Blanquinegro se benefició de la excelsa pegada de un habilidoso jugador que ya suma tres goles de tiro libre (una de sus especialidades) con la camiseta del equipo de Gerli.

A este platense le pasó de todo en su recorrido futbolístico: debutó a los 17 años en Gimnasia La Plata, probó suerte en Estudiantes de San Luis en la B Nacional y Ciudad Bolívar en el Federal A; se animó a experiencias en China, Portugal y México; y hasta fue sparring de la Selección Argentina dirigida por Alejandro Sabella. Su paso por Asia se hizo realidad gracias a un tal Juan Sebastián Verón que lo conoció en partidos informales y lo llevó a desarrollar una de sus grandes vivencias.

Vermouth Deportivo: ¿Cómo definís la campaña que vienen haciendo con El Porvenir? 
Ignacio Lachalde: Es una campaña muy buena, estamos muy contentos. Si bien no se nos han dado los resultados de visitante, creo que hemos entendido rápido el sistema de juego del técnico. La mayoría somos jugadores nuevos y el cuerpo técnico también llegó este año. Creo que le estamos cambiando la cara a lo que es El Porvenir, a lo que se venía haciendo.

VD: No habías jugado nunca en la Primera C, ¿con qué categoría te encontraste? ¿y si te costó adaptarte más que en otras divisionales?
IL: No había jugado nunca en la Primera C. Me encontré con un lindo e interesante desafío. Sinceramente, me pude adaptar rápidamente de la mejor manera, también gracias a Cristian Ferlauto que tenía más experiencia en el Ascenso. Me dio consejos de cómo enfrentar esta categoría.

VD: ¿Qué tipo de desafío es para vos jugar en El Porvenir y contribuir en la mejora del equipo con respecto a las últimas temporadas?
IL: Es un gran desafío por cómo venía estando El Porvenir. Era un volver a empezar, yo llegaba a una categoría nueva y también era nuevo para mí. El cuerpo técnico entero hace un trabajo increíble, nos potencian día a día. Queremos pelear en lo alto y conseguir cosas importantes.

VD: Sos un jugador con muy buena pegada en los tiros libres, ¿cuánto se practica en la semana este tipo de remate y cuánto fuiste perfeccionando con el tiempo?
IL: Gracias a Dios, en el torneo tengo tres goles de tiro libre y estoy contento por eso. Sinceramente, casi todos los días me quedo practicando después de los entrenamientos. Miro mucho como patean los jugadores de elite como Messi, Maradona. Es practicar y encontrar el disparo. Cuanto más lo practicás, mejor te vas a salir. En otros lados, me hice cargo de la pelota parada, el secreto es siempre seguir practicando.

VD: ¿Qué te llevaste de las experiencias en México, China y Portugal?
IL: Irse del país y dejar la familia no es fácil. Si bien uno va detrás de un sueño, yo fui en busca de ese objetivo, a lucharla, a conseguir algo importante. No he tenido mucha suerte pero no por rendimiento futbolísticamente hablando sino por diferentes manejos de representantes o mentiras en el medio, con estafas. Eso es feo y lamentablemente pasa. Te hablo de mis experiencias en México y Portugal. Yo fui bastante engañado, me pedían plata en dólares para cubrir una plaza que nunca existió. No la pasé bien pero son experiencias y de eso pude aprender. No así en China que fue una experiencia muy linda y obviamente estoy agradecido a Juan Sebastián Verón que tuvo la confianza para llevarme, hablarme. Es una gran persona, jugador y quedé muy contento de vivir la experiencia con él.

VD: ¿Qué historia exótica te encontraste te tocó vivir en tus pasos por el exterior? 
IL: Creo que lo más exótico ha sido en China por el tema de la cultura, el idioma, el manejo y sobre todo, las comidas. Eran muy exóticas. Podías tener un pez vivo de la olla o un perro encima de la mesa. Fue lo peor, en China he experimentado cosas que son de otra cultura y que no está acostumbrado.

VD: ¿Cómo se originó la gira en China con Verón y qué significó para vos esa experiencia?
IL: La gira con Verón se gesta porque mi padre y el padre de Juan Sebastián jugaban todos los domingos y siempre lo acompañé a jugar. Los últimos tres o cuatro años cuando Sebastián se había retirado empezó a ir a jugar a la quinta donde jugábamos. Durante tres años y compartimos cancha. Me ha dado una mano en un momento difícil de mi vida y yo le estoy agradecido. Cuando Gimnasia me deja libre, ahí es el momento que él me lleva a China. Yo salía de Gimnasia y él siendo el presidente de Estudiantes dejó de lado los colores y la amistad valió más para hacerme vivir esa experiencia.

VD: ¿En qué lugar de tus recuerdos futbolísticos  guardarás el momento de sparring en la Selección y cómo fue entrenar/jugar frente a Messi y compañía? ¿Y qué significó y cuánto aprendiste de Alejandro Sabella en ese momento de tu vida?
IL: La Selección fue lo más lindo que me pasó en mi carrera hasta ahora. Vestir esa camiseta y defender a tu país es lo más lindo que hay. Lo guardo en mi corazón, en mi cabeza y mi experiencia. Yo tenía 17 años y estar al lado de esos monstruos es algo que no lo podés creer. Sin embargo, en un momento tenés que dejar ese pensamiento de lado y entrenar. Eran aviones, no veíamos la pelota. Hacíamos de sparring y estábamos más mirándolos con la boca abierta que entrenando. Muy feliz de haber aprendido de esos grandes jugadores con una gran humildad hacia nosotros sumado al cuerpo técnico de Sabella. Alejandro fue un maestro del fútbol y hasta tenía charlas con nosotros en las cuales nos dejó conceptos y consejos que me sirven para mi carrera. Que en paz descanse.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente