El adiós de una leyenda: Sue Bird anunció su retiro

Gentileza: Steph Chambers vía Getty Images

Por: Ramiro Ohana | junio 17, 2022


A sus 41 años, Sue Bird confirmó a través de sus redes sociales que dejará el básquetbol al finalizar la temporada 2022 de la WNBA. De este modo, la legendaria base pondrá fin a una excepcional carrera en la que supo conquistar cuatro títulos de liga y cinco medallas olímpicas.

Bird fue seleccionada con el número uno del Draft de 2002 por Seattle Storm, franquicia en la que desarrolló toda su carrera y a la que lideró a los campeonatos de 2004, 2010, 2018 y 2020, siendo la única basquetbolista en la historia de la WNBA en consagrarse en tres décadas diferentes. Su vigencia la llevó a convertirse en la jugadora con más partidos disputados en la liga, con un total de 559, y contando.

Por ende, también posee la marca de más minutos disputados, con 17.532. Asimismo, Bird es la líder histórica de asistencias con 3.114, siendo Courtney Vandersloot, de los Chicago Sky, la jugadora en actividad que más se acerca a su registro, con 2.272. Pero no solo triunfó en las grandes ligas: ganó dos campeonatos de la NCAA con las UConn Huskies en el 2000 y en el 2002.

Por fuera de lo colectivo, Sue además posee el récord de convocatorias al All-Star, con 12 participaciones, y fue miembro del All-WNBA Team en ocho oportunidades, cinco de ellas con el primer equipo. Pero su legado no solo dejó huella en las Storm a lo largo de sus exitosos 21 años, Estados Unidos también fue testigo de Bird en su máxima expresión.

Gentileza: Kevin C. Cox vía Getty Images

En los Juegos Olímpicos, formó parte del seleccionado nacional que logró las medallas de oro en Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012, Rio de Janeiro 2016 y Tokio 2020, donde abanderó a la delegación de su país en la ceremonia de apertura. Pero las olimpiadas no fueron sus únicos éxitos internacionales: ganó un total de cuatro mundiales (2002, 2010, 2014 y 2018), convirtiéndose, junto a Diana Taurasi, en las jugadoras más condecoradas de Estados Unidos.

Gentileza: Tim Clayton/Corbis vía Getty Images

Sin embargo, la importancia de Bird trascendió hace rato una cancha de básquet. Supo luchar por los derechos de las jugadoras de color, que representan un 80% global de la WNBA, y por los de aquellas que se identifican con el movivimiento LGTBIQ+. Su pareja, la futbolista Megan Rapinoe, fue quien la convenció para que hiciera pública su homosexualidad, dándole voz a la causa.

Y si hace falta, le hace frente a los políticos. Kelly Loeffler, senadora y copropietaria del Atlanta Dream, criticó que la WNBA se posicionara en favor del movimiento Black Lives Matter. La respuesta de Bird fue mostrarse al público con una camiseta cuyo eslogan decía “Vote Warnock”, en apoyo a su rival en las elecciones, el demócrata Raphael Warnock.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente