DEP. TOLIMA 1 – BRAGANTINO 2: VOS REZÁ QUE YO “T” HAGO LA OTRA PARTE

Foto: AFP

Por: Tomás Perez Frignoca | mayo 26, 2021


Con goles de Lucas Evangelista e Ytalo, el team brasileño cumplió con su parte y Talleres amargó al Emelec, los dejó afuera del certamen y colocó al conjunto Paulista en octavos de final de la Copa Sudamericana.

Necesitaba una mano muy grande de un equipo que ya no peleaba por nada. Emelec tenía que perder en su casa contra Talleres para que el Bragantino pueda ilusionarse con pasar de ronda. Estaba claro que para los de Mauricio Barbieri no les iba a resultar nada fácil tener que sacar un resultado positivo del estadio Pueblo Nuevo (donde hizo de local el Tolima).

Mientras, desde Ecuador, el quipo de Red Bull recibía buenas noticias ya que, durante los primeros 45 minutos, Talleres ya goleaba 3 a 0, le tocaba el turno a los brasileros hacer su parte o el Emelec se quedaría con el primer puesto.

En el campo de juego del Táchira, Tolima nunca se la hizo fácil. Peleó como si realmente tuviera chances de clasificar a octavos y le bloqueó casi todas llegadas directas de gol a su rival. El encuentro se hizo de ida y vuelta pero con poca profundidad.

Hélio Júnio con un tiro libre que pasó cerca del palo que defendía el arquero Álvaro Montero y luego, en una rápida contra, lo tuvo en el otro arco, Yohandry Orozco aunque el disparó no tuvo complicaciones para el otro guardameta.

La jugada siguiente a esas dos aproximaciones fue el tanto del Tolima. Cleiton fue a revolear una pelota que parecía ya perdida por el delantero Juan Caicedo quien nunca perdió la confianza y fue a intentar trabar. El disparo del arquero pegó en el muslo de su rival y luego le quedó mansa al 9 que solo tuvo que acariarla para intriducirla en el arco.

En vez de frustarse, el tanto en contra hizo al equipo brasilero jugar mucho mejor los últimos minutos de la primera etapa. Por eso, nueve minutos después del primer gol, llegó el empate. Llegó tras una buena jugada previa que participaron Ramires, Hélio Júnio y Claudinho para que el capitán habilitara a Ytalo y que este, con un remate cruzado, pusiera el empate.

Ya para la segunda etapa, el encuentro empezó a tornarse aburrido porque Bragantino no encontraba la manera de entrarle a su rival, mientras que los colombianos tenían intenciones de quedarse con el empate mas que ir de contra y obligar al rival a no perder las marcas.

La mayor parte de estos segundos 45 minutos, tuvo la posesión la visita pero no supo como hacerle daño. Hasta que llegó el milagro, después de tanto rezar, llegó el Evangelista.

Es decir, Lucas Evangelista tomó un rebote en la medialuna y remató al arco que hizo imposible la intención de Montero por desviar el balón. A 10 minutos del encuentro, Bragantino dio vuelta el partido.

Los de Hernán Torres no hicieron demasiado por querer salir a buscar el empate mas que centros sin una idea clara. Bragantino logró su cometido y, gracias a la enorme mano que le dio Talleres al derrotar por 4-1, pudo quedar primero del grupo G. El martes 1/6 sabrá que rival le toca para enfrentarse en los octavos de final.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente