CEARÁ 3 – J. WILSTERMANN 1: LA FORTALEZA DE BRASIL

No solamente porque Fortaleza es el estado de Brasil sino que así se le podría denominar al estadio del Alvinegro quien ya lleva siete encuentros como local sin conocer la derrota. En el inicio de la copa, no le dio demasiadas chances al conjunto boliviano y arrancó con el pie derecho.

Se sabe que es un grupo muy duro, que el nivel podría llegar a ser parejo y que cada partido cuenta. Además que la pelea será por un solo puesto para clasificar a los octavos de final en esta Copa Sudamericana.

El Ceará lleva muy pocos partidos internacionales pero pareciera que viene jugando hace tiempo. Tuvo templanza cuando la necesitó, la mayor parte del tiempo fue dominador del encuentro y también tuvo una gran efectividad cada vez que atacó.

Por el lado de Jorge Wilstermann, pasar de llegar a Octavos de final de la Libertadores pasada dejando afuera a Peñarol y Colo Colo en la fase de grupos, a tener este presente irregular. En el torneo local, de cuatro partidos, perdió 3 y ahora se sumó esta derrota en Brasil.

La única jugada de riesgo del team boliviano en el primer tiempo fue la primera del partido y sucedió a los 8´ cuando Serginho habilitó, con un pelotazo de mitad de cancha, a Humberto Osorio quien llegó con pelota controlada por el andarivel derecho,  cruzó su remate pero la pelota pasó el arco y se fue cerca del palo contrario. Luego de ello, fue todo del Ceará.

No solo por la presión y el manejo del balón del conjunto local sino que ayudó la visita al meterse atrás para que le sea mas fácil llegar al arco defendido por Luis Banegas.

El primer tanto llegó a los 28´, tras varios remates al arco, Pedrinho consiguió abrir el marcador con un remate certero de afuera del área que pegó en el palo y entó. No solamente se agrandó sino que siguió presionando de la misma manera. A los 34´ Patricio Rodríguez le hizo un penal a Bruno Pacheco y John Mendoza intercambió por gol. 2-0.

El único momento en que Wilstermann empezó a equiparar las cosas fue en la etapa complementaria durante los primeros 10 minutos. Para ser precisos, en el minuto 8, cuando Rodríguez se metió en el área y Mendoza le cometió un penal infantil ya que, el forcejeo empezó antes de entrar al área y terminó dentro. Osorio, con un buen disparo, descontó para el Aviador.

Lamentablemente, los de Mauricio Soria no supieron como seguir atacar para hacerle daño, los centros se quedaron en la nada. Mientras eso sucedía, el Ceará ganaba tiempo y a medida que ese reloj avanzaba, comenzaba a ver huecos que empezó a usar a su favor. El golpe final lo dio Vinicius a falta de 9 minutos, tras una magnífica contra que dejó al delantero en un mano a mano con Banegas, lo eludió y remató para poner el resultado final: 3-1.

Para la segunda jornada, el Alvinegro deberá ir a Sarandí para enfrentarse al Arse, mientras que su último rival recibirá al Bolivar en el duelo de coterraneos.