Borussia Dortmund aplastó 6 a 0 al Wolfsburgo y no se bajó de la pelea por la Bundesliga

El Aurinegro dejó atrás el empate ante Bochum que lo llevó a perder la cima de la elite alemana y se recompuso rápidamente para seguir en la pelea. La orquesta de Edin Terzic arrasó a Die Wölfe con un indiscutible 6 a 0 que los dejó a un punto del líder.

El andar maravilloso del Borussia Dortmund comenzó desde el vamos. A los 7 minutos lo tuvo Jude Bellingham con un cabezazo que se fue apenas alto y, antes del cuarto de hora, Julian Ryerson le puso un centro perfecto a Karim Adeyemi que saltó más alto que Joshua Guilavogui para meter el frentazo que infló las redes de Wolfsburgo.

La visita tuvo situaciones para ponerse en juego y la más clara fue un contragolpe de Patrick Wimmer que corrió media cancha mano a mano pero no pudo con Gregor Kobel. En el rebote, la redonda le quedó servida a Jakub Kaminski y el polaco la mandó por arriba del travesaño.

Wolfsburgo desperdició una ocasión inmejorable para empatarlo y, en la jugada siguiente, llegó la réplica del Borussia Dortmund que también contó con una chance parecida donde Donyell Malen no quiso ser egoísta pero se equivocó a la hora de ceder para Bellingham.

Los de Terzic tuvieron el premio antes de la media hora del primer tiempo gracias a que Mats Hummels no se dio por venido, le robó una pelota a Jonas Wind y tocó para Adeyemi. El autor del 1 a 0 corrió a pura velocidad por izquierda y mandó el buscapié que conectó Sébastien Haller para ampliar la ventaja.

El partido era súper interesante en Renania del Norte porque a los 32 minutos apareció Malen sin marca y remató por encima del travesaño dilapidando el tercero para el dueño de casa. En la contra, lo tuvo la visita con un tiro a colocar de Kaminski que resolvió Kobel volando hacia su izquierda.

Wolfsburgo tuvo oportunidades para meterse en partido hasta que, a diez para el descanso, Borussia Dortmund hizo uno más y empezó a decorar la goleada. Julian Brandt corrió a buscar un pelotazo largo y si bien estaba mano a mano optó por descargar para la entrada de Malen que empujó sin marcas al fondo de la cueva.

En la segunda parte, el Aurinegro no bajó la marcha y amplió la diferencia. A los 9 minutos de la complementaria, Bellingham hizo una delicia al trasladar la pelota y sacar un misíl de casi 30 metros. Koen Casteels voló, manoteó el tremendo zurdazo, la pelota dio en el travesaño y cobró un efecto especial que ni bien picó en el césped acabó ingresando en el arco del equipo dirigido por Niko Kovac.

No conforme con su obra de arte, Bellingham volvió a probar suerte aprovechando que el guardameta belga estaba adelantado. Casi patinándose, y luciendo tras el serio interés del Real Madrid por llevarse al jovencito inglés, el número 22 disparó casi desde mitad de cancha para ver como el esférico salía apenas por encima del travesaño.

Antes del cuarto de hora de la segunda parte, Borussia Dortmund le propinó otro golpe al Wolfsburgo. Sebastiaan Bornauw regaló una pelota en defensa, Haller tuvo la oportunidad de fusilar a Casteels pero no fue egoísta y cedió para Adeyemi que definió más cómodo para ampliar la goleada.

Sin apagar los motores, los locales fueron por más. Kilian Fischer le hizo un penal a Bellingham y rápidamente tomó la pelota Adeyemi que buscó su hat-trick aunque lo dilapidó por encima del travesaño. Después lo tuvo Marco Reus con un tiro libre que desvió Casteels y hasta el ingresado Youssoufa Moukoko.

Wolfsburgo sufrió un tanto más sobre el cierre después de una asistencia de Brandt para Bellingham que definió cara a cara con el arquero y sentenció la historia. Borussia Dortmund, en una función magistral, goleó 6 a 0 y no se bajó de la pelea por el título de la Bundesliga.

Foto: Photo by Lars Baron/Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17495 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web