Boca Juniors sufrió más de la cuenta pero goleó a Central Córdoba de Rosario por la Copa Argentina

A Boca Juniors le costó más de la cuenta derrotar a Central Córdoba de Rosario (4-1) en Córdoba. El Xeneize manejó todo el partido y consiguió la ventaja con un encendido Nicolás Orsini pero el Charrúa lo complicó con un sorpresivo empate. En el complemento, el ex Lanús ‘salvó las papas’ y convirtió el gol que enderezó el pase a 16avos de final que se tranquilizó con un gran tanto de Luis Vázquez y un penal de Exequiel Zeballos en el descuento. Oscar Romero debutó con la azul y oro y se destacó más allá de una increíble oportunidad fallada.

El primer tiempo fue una demostración de una de las máximas del fútbol. Goles que se pierden en un arco, se los sufre en el otro. El Xeneize se convirtió minuto a minuto en el amo de la pelota al ritmo de Pol Fernández y un iluminado Óscar Romero en su debut oficial. El paraguayo frotó la lámpara con una tremenda asistencia para el fusilamiento de Nicolás Orsini a Matías Giroldi.

Después del gol, los hombres de Sebastián Battaglia continuaron generando y desperdiciando situaciones creadas por Óscar Romero: Ni Orsini -nuevamente- ni Salvio estuvieron finos para aumentar la cuenta.

Al club de la Ribera le salió el tiro por la culata porque al Charrúa le bastó con una chance para lastimar los tres palos de Javi García: centro de Ríos desde la izquierda y cabezazo letal de Guido Di Vanni para el delirio de una sorpresiva igualdad.

Los rosarinos se le animaron a un rival herido que ya no merodeó tanto en el área de Giroldi. Di Vanni contó con otra oportunidad más al no poder desviar un centro al medio y el Charrúa cerró la etapa inicial con una gran motivación.

Boca tomó la obligación del caso ante las diferencias de jerarquía en el complemento y metió a su contrincante de la Primera C en su propio terreno. Aparecieron varias ocasiones de gol, entre ellas un increíble fallo de Óscar Romero con el arco en soledad después de una terrible pérdida rosarina y una pésima salida del fondo.

La resistencia de los dirigidos por Juan Rossi duró hasta que Nicolás Orsini volvió a oler una pelota en el área: el delantero anotó su segundo gol de la noche con zurdazo rasante y cruzado.

El club de Tablada esperó su chance y casi la aprovecha en los pies de Juan Cobelli con un disparo que pasó besando el segundo palo. Antes y después de esa jugada, el Xeneize cuidó el balón, buscó una distancia más amplia para culminar el juego con más tranquilidad y lo liquidó con un gran gol de Luis Vázquez (entró por Gabriel Vega). Solo quedó tiempo para una corrida de Exequiel Zeballos y un derribo de Giroldi en el área que provocó un penal en tiempo de descuento. El propio Zeballos se hizo cargo y decoró un resultado merecido pero sufrido.

El equipo de Battaglia ya está en 16avos de final de la Copa Argentina tras una trabajada victoria por 4 a 1 sobre Central Córdoba de Rosario. El Charrúa se despidió con la frente en alto por una loable producción en el Mario Alberto Kempes.

Foto: Copa Argentina

Acerca de Francisco Alí 13762 Articles
Nació un día después del gol del Diego a los ingleses pero llegó justo para el postre contra Alemania Federal. El fútbol es su vida. Escribe de la misma manera que juega: excelente. Por eso es crack. Los Piojos y Atlético Madrid son su debilidad. En 2005 fundó esta locura llamada Vermouth Deportivo.
Contacto: Sitio web