BARRACAS CENTRAL: A DIEZ AÑOS DEL ASCENSO A PRIMERA B

Foto: @barracascentral

Por: Marcelo Patroncini | abril 18, 2020


La temporada 2009/10 parecía que finalmente no se le iba a escapar el ascenso a Excursionistas. El Verde estaba metido últimamente en la pelea pero se fue quedando sin nafta en la recta final y apareció el Camionero a toda velocidad para forzar a un desempate que terminó consagrando como campeón de la Primera C a los de Luna y Olavarría hace exactamente una década.

Igualados en la tabla de posiciones, el destino quiso que se vieran las caras en la última fecha sin poder sacarse ventajas. Barracas Central estaba más entero física y moralmente frente a un Villero que no encontraba el rumbo para volver a convertirse en ese elenco sensación de la categoría. Y así ambos tuvieron que jugar una final en cancha de Atlatna el 18 de abril de 2010.

La soleada mañana de Villa Crespo recibía a los de Juan Carlos Kopriva y a los de Sergio Rondina en una contienda que, en caso de igualar, contaría con alargue y penales. El mundo del ascenso se detenía en un encuentro de la cuarta división que iba televisado por TyC Sports, todo un hecho fantástico para los amantes del fútbol que por ese entonces era semi-profesional.

El «Vikingo» alistó a su once con el eterno Elías Gómez, Néstor López, Sebastián Anaut, Gastón Bojanich, Pablo Lambermont, el histórico Carlos Arce, Guillermo Orfila, Daniel Cáceres Silva, la clase de Guillermo Almada Flores, Lucas del Río, y Carlos Salom. Por su parte, el «Huevo» ponía dentro del rectángulo de disputa al «Conejo» Rodrigo Barrera, Julián Villanueva, Alejandro Baigorria, Rubén Zamponi, Federico Gásperi, Hernán Parentini, Manuel García Olmos, Mario Aguilar, Juan Fontenla, Federico Díaz y, el «Pastelito» Ezequiel Cérica.

Se tartó de un partido muy trabado donde la balanza leventeme pudo haberse torcido en favor del Camionero porque fue quien, en la complementaria, tuvo mayor decisión. Almada Flores era el arma por la cual los de Kopriva buscaban inquietar a la escuadra del Bajo Belgrano pero el 0 a 0 se encaminaba al silbatazo final de Germán Delfino que ya imginaba el adicionado y, porqué no, los penales.

Sin embargo, en tiempo de descuento, los de Luna y Olavarría tuvieron un córner a su favor. Barrera logró despejar con los puños pero la redonda seguía merodeando inquietamente el rectángulo mayor del área Villera. Y así, en otro centro al corazón del área, apareció como un Scania sin frenos Salom. El «Turco», con pasado en el Rayo Vallecano, le metió un frentazo a la pelota que infló las redes, se tornó inatajable, y desató la locura del pueblo Guapo.

Esa conquista le valió al delantero un paseo por la elite del fútbol argentino pero tuvo un precio aún mucho más alto para toda una institución que tenía el sueño atragantado. Barracas Central se impuso por 1 a 0 sobre Excursionistas y se consagró campeón de la Primera C en la temporada 2009/10 en el inolvidable mediodía otoñal de Villa Crespo hace exactamente una década.

🤞 Subscribite al Newsletter y recibí la revista semanalmente