BANFIELD 1 – ATLETICO RAFAELA 1: UN PUNTO QUE NO VALE NADA

El Taladro y la Crema empataron ayer en el Estadio Florencio Solá por la novena fecha del Torneo de Primera División. Con goles de Gabriel Gudiño para los santafesinos y Santiago Silva para los del Sur redondearon un resultado que no le suma a ninguno.

El encuentro se vio opacado por una polémica. Hoy en día, el arbitraje del fútbol argentino no pasa por su mejor momento, y los errores en algunas situaciones del juego cada vez son más comunes. Ayer, Fernando Rapallini, apoyándose en uno de sus asistentes sancionó un penal por una supuesta mano de Gabriel Gudiño en su propia área. Sin embargo, la pelota no dio en el brazo del juegador de Rafaela, si no en su espalda. Acto seguido, el tiro desde los doce pasos lo efectuaría Santiago Silva, lo convertiría y el resultado finalizaría igualado. Por la acción se fue expulsado del partido el entrenador de la visita, Juan Manuel Llop, quien muy enojado tuvo una protesta desmedida ante el árbitro asistente y mismo con Rapallini.

Hasta ese momento, el conjunto vestido de celeste y blanco dominaba el resultado pero no así el juego. De hecho, se dio un encuentro muy parejo, donde a ambos equipos les costó generar fútbol y mismo peligro en los arcos. Igualmente, después de que el Taladro llegó al empate, continuó buscando y se hizo protagonista. Más allá de los intentos, no pudo llegar a quedarse con los tres puntos y solamente tuvo que conformarse con sumar una unidad.

Ahora, en la próxima fecha, el conjunto dirigido por Julio César Falcioni deberá viajar a Sarandí para enfrentar a Arsenal, que se quedó sin técnico. Mientras que, Atlético Rafaela, sin Llop en el bancó por la expulsión, recibirá a Talleres de Córdoba.