Athletic Club necesitó un tiempo para aplastar al Elche por La Liga

El flojísimo arranque del Franjiverde en esta temporada de la elite española tuvo un capítulo extra en la tarde de Alicante. Los Leones arrasaron ante los Ilicitanos, golearon 4 a 1, y regresaron a Bilbao con una victoria que se consumó en los 45 minutos iniciales.

La pasó muy mal Elche en el Martínez Valero. Cuando los de Francisco Rodríguez se enteraron que estaban en cancha ya era tarde porque Athletic Club, con una eficacia y un ritmo maravilloso, ya les había propinado cuatro tantos en el primer tiempo.

A los 9 minutos llegó el 1 a 0 gracias a un desborde de Alex Berenguer por izquierda. El atacante mandó el centro y el argentino, Nicolás Fernández Mercau, la empujó en contra de su propia cueva. Los locales no tardaron de asimilar el golpe que, en la jugada siguiente, Enzo Roco enganchó a Nico Williams dentro del área.

Mario Melero López tuvo que recurrir a sus asistentes para comprender que hubo penal del chileno y sancionó la pena máxima que Ohian Sancet cambió por gol. El 2 a 0 ya era mucho, pero el tercero fue una maravilla de Nico Williams que, con bicicleta incluida para sacarse la marca, culminó su obra maestra con un zurdazo inatajable.

Si algo le faltaba al nefato primer tiempo del Elche era un grosero mareo de Roco en el área grande cuando la pelota picó y lo desorientó. El que estuvo atento fue Berenguer que no perdonó con la redonda boyando en zona candente y puso el 4 a 0 para el Athletic Club.

Los Leones pudieron ampliar en el inicio de la complementaria en una jugada rápida y de contragolpe. Berenguer estrelló su tiro en el travesaño aunque ahí no terminó el peligro porque la redonda le quedó servida a Muniain que fusiló al arquero. Edgar Badía respondió con creces para evitar una nueva caída de su valla.

Sin darse por vencido, aunque totalmente abatido, el Franjiverde descontó con una jugada made in Argentina. Lucas Boyé le robó una pelota a Dani Vivian, corrió con esférico dominado, y al pisar el área grande descargó hacia su derecha para la entrada de su compatriota, Ezequiel Ponce, que sólo tuvo que empujar a la red.

Sin energías, Elche asimiló una derrota que ya estaba consumada desde que caminaron al entretiempo. Athletic Club volvió a Bilbao con una goleada en su favor, tres puntos para acomodarse en el sueño de luchar arriba, y un gran juego colectivo en un 4 a 1 que recordarán durante un largo tiempo en La Liga de España.

Foto: Photo by Aitor Alcalde/Getty Images

Acerca de Marcelo Patroncini 17872 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web