ARGENTINO DE QUILMES 1 – CENTRAL CÓRDOBA 0: MATE DULCE

El Mate sumó su quinta victoria al hilo como local tras superar por la mínima diferencia en un apasionante encuentro ante el Charrúa. Los de Juan José Acuña llegaron a lo más alto de la tabla de posiciones compartiendo ese lugar con Sacachispas que aún tiene que enfrentar a Argentino de Merlo en Villa Soldati. La contracara, no obstante, fue el conjunto de Alberto Valiente que no mereció irse a Santa Fe con las manos vacías pero no tuvo más remedio que aceptar el 1 a 0 de una escuadra que viene realmente dulce.

Dieciocho puntos de los últimos veintiuno sumó Argentino de Quilmes para ubicarse en la cima de la temporada 2016/17 de la Primera C. Así no sólo le tira presión a Sacachispas sino también a los que buscan ser escoltas y saben que tendrán que roer con un contrincante muy duro en la pelea por el ascenso a la Primera B Metropolitana. Central Córdoba perdió cuatro encuentros en seguidilla que, de haberlos ganado, hoy estaría en la situación de privilegio de la cual disfruta su vencedor y el Lila.

Fue muy entretenida la complementaria a pesar que no pudieron sacarse ventaja. En los minutos iniciales se repartieron ocasiones netas para abrir la cuenta. Iban 10 minutos cuando Dalmiro Gaeto recibió una mágica asistencia de Alejandro Monzón pero terminó disparando por encima del horizontal. En la contra lo tuvo un escurridizo e intrépido Juan Carlos Lezcano que buscó el ángulo más lejano del arco del Mate y fue el mismísimo poste izquierdo de la valla de Adrián Leguizamón el que le privó el grito de gol. De allí el local contó un tiro libre en el que Gaeto exigió a Leonardo Romero quien, con las yemas, desarticuló una pelota parada que llevaba veneno consigo.

Hubo más en el capítulo inicial porque a los 19 el guardameta Charrúa le ahogó con sus pies un mano a mano a Monzón y, antes de la media hora, en la valla opuesta, Leguizamón voló para desviar al tiro de esquina un hermoso disparo de media distancia de Leandro Figueroa. No obstante, la más clara se dio antes de vayan a los camarines cuando Aníbal Leguizamón cabeceó un córner con mucha clase pero el esférico se terminó perdiendo por línea de fondo.

El ritmo bajó en la complementaria. Argentino de Quilmes sabía que si no dejaba venir a Central Córdoba, el golpe por golpe podía pagarlo caro. Entonces cuando la visita adelantó sus líneas, el puntero encontró los espacios necesarios. Gaeto estuvo muy cerca de abrir la cuenta pero su función fue otra en una nueva descollante participación del rubio. Iban 29 minutos de la segunda mitad cuando el lungo volante ofensivo robó una pelota por banda derecha, llegó a línea de fondo, levantó la cabeza y asistió al goleador del campeonato. Sergio Valenti en el rectángulo menor batió a Romero y desató la locura en la Barranca.

Argentino de Quilmes cantó finalmente victoria en un partido que le costó muchísimo trabajo. Por eso festejó el 1 a 0 con vehemencia más allá de haberlo depositado en la punta. Los de Acuña están dulces y ese precio debió pagar Central Córdoba que se fue, tal vez inmerecidamente, sin nada para Rosario.

Acerca de Marcelo Patroncini 17474 Articles
Nació en agosto de 1982. Leonino y soñador. Desde chico jugaba a ser periodista con la máquina de escribir que había en su casa. Amante del fútbol, la gastronomía y los viajes. En 2005 fundó Vermouth Deportivo junto a Fran Alí.
Contacto: Sitio web