gtag('config', 'UA-63643000-1');

ATENAS (CÓRDOBA): “NOS VEO JUGANDO PLAYOFFS”

Gentileza Prensa Atenas | @Atenas_oficial

Lucas Arn, jugador del Griego del barrio General Bustos, dejo un momento sus actividades y nos habló sobre cómo vive su aislamiento y cómo vio al equipo desde el Súper 20 hasta el párate por el COVID-19. Todas sus declaraciones están en este artículo.

Vermouth Deportivo: -Muchos jugadores volvieron a su lugar de origen, ¿Por qué decidiste quedarte en Córdoba?

Lucas Arn: –En el momento de la suspensión de la Liga, no sabía bien a qué resolución se iba a llegar ni tampoco esperaba que el tema de la ‘cuarentena’ sea más rápido y, sinceramente, al estar en una ciudad tan grande como Córdoba, no sabía si había estado en contacto con alguien en situación de contagio o no. La realidad, irme para Chivilcoy, para mi casa, era caer en la casa de mi mamá. Preferí preservarla a ella, al no saber si había estado con algún foco de contagio, preservar un poco su salud y mantenerme acá, tranquilo, entrenando y en mí lugar. No tenía síntomas ni nada por el estilo, pero como te dije, no sabía si había estado con algún foco de contagio y preferí aislarme acá.

V.D.: -¿Cómo vivís el momento que toca atravesar en el país y el mundo?

L.A.: –Creo que igual que todos, con altibajos. Con momentos buenos, y otros no tanto. Con, obviamente, las ganas de que esto pase, que lo superemos, pero siempre tratando de enfocarme en la realidad y, sobre todo, en no caer en la ansiedad porque no tiene mucho sentido y es perjudicarse a uno mismo. Lo tránsito lo más tranquilo que puedo. Trato de ejercitarme todo el tiempo que pueda, usar el tiempo que tengo para leer, para estudiar, para hacer cosas que tenía pendiente. Es un buen momento para eso, para hacer cosas pendientes o cosas que, por ahí, uno tenía o tiene ganas de hacer y quedaron ahí en el tintero.

VD: -¿Cuáles son tus ocupaciones diarias y qué elegís a la hora de entretenerte?

L.A.: –Mis ocupaciones diarias son entrenar, sin dudas, y es mi obligación número uno. Hago yoga también, que eso también lo uso por un tema de movilidad, el hecho de estar en casa todo el tiempo te lleva estar mucho tiempo sentado o acostado, miras una serie y la miras desde la cama, o lo que sea. Entonces, todo eso, me parece que, para el cuerpo no sufra tanto todo ese período de estar quieto, lo pongo en funcionamiento haciendo yoga o elongando bien o manejar la respiración y bajar los niveles de ansiedad. Esas cosas que me parecen que, hoy por hoy, son una terapia interesante. Para entretenerme, busco mirar series o películas, leer y estudiar; un poco de música también, que es un hobby que me gusta mucho. Tengo una guitarra en casa, estudio un poco del instrumento y un poco de música en general.

V.D.: -Acerca del aspecto deportivo, ¿Estás llevando a cabo algún tipo de rutina?

L.A.: –Si, por supuesto. Llevo una rutina diaria de entrenamiento, que está basada en la movilidad, elongación, en mejorar todo lo que es el potencial de elongación y, sobre todo, no perder la fuerza. El hecho de no entrenar o no ir a un gimnasio, esta quietud, nos hace perder la fuerza. Estoy tratando de que no sea tanta la fuerza que uno pierde. Por eso, hago ejercicios de fuerza tanto de tren inferior como tren superior. También le sumo cosas aeróbicas, tengo una escalera acá en casa y la uso un poco para hacer aeróbico. Me la rebusco un poco para mantener el ritmo.

V.D.: -¿Sos optimista de lo que pueda pasar tanto en lo social como en lo deportivo?

L.A.: –Si, por supuesto que soy optimista. Esto va a pasar, como todo, y esta situación va a ser una historia enorme por contar. Soy optimista de que esto va a terminar y ojalá sea lo más pronto posible, por el bien y la salud de todos. Prioritariamente lo social, entender lo que está pasando y llevar a cabo las normativas que se están planteando en lo gubernamental para salir de esto lo más rápido posible. Creo también en la gente, que están haciendo las cosas como corresponde. En lo deportivo, todos esperamos ese regreso y somos optimistas de que el básquet pueda volver pronto, pero primero está la salud y segundo está lo deportivo.

V.D.: -¿Para qué está este Atenas?¿Cuál es el objetivo del equipo?

L.A.: –Este Atenas está para entrar a PlayOffs, sin dudas. Porque tiene muchísimo potencial joven que, más allá de los altibajos que tuvimos en la temporada, es un equipo con mucho deseo de ganar. Con potencial y talento por explotar muy grande, de los jóvenes y extranjeros que vinieron a sumar. Vinieron por primera vez como experiencia en la Liga de Argentina, me parece que hasta el momento del párate hemos sido un equipo con mucha capacidad de trabajo y muchas ganas de mejorar. Después, obviamente, se puede hablar de los resultados, pero yo creo que después del receso de las fiestas se empezó a ver otra cara del equipo y a jugar un buen básquet, aunque no todo el tiempo. El defecto más grande que tuvimos fue no encontrar regularidad, pero tuvimos muy buenos minutos de básquet. Sin dudas me veía, o me veo, si esto se reanuda, jugando PlayOffs con este equipo.

V.D.: -¿Cómo vivís el momento del equipo, personal y colectivamente hablando?

L.A.: –Intensamente, hasta el momento en el que se dio todo esto. Estábamos, por ahí, alargando nuestras filas porque era el primer momento. Contábamos con una rotación un poco más larga porque se había sumado otro pivote y había sido la vuelta de Leo (Lema), teníamos un equipo mucho más completo y mucho más largo a la hora de la rotación. En lo personal, siempre tratando de sumar y aportar cosas desde la experiencia, buena o mala, poca o mucha. Mi edad marca un poco más de rodaje en comparación con los demás jugadores del plantel. Siempre quise ser ese punto fuerte dentro del equipo, tratar de sumar desde ahí, guiar de alguna manera y de ser una persona que solucione los problemas más rápido que el resto, por haberlos vivido, de alguna u otra manera, en otro momento o equipo. Así que, de lo personal muy tranquilo y muy contento; y de lo colectivo, encontrando el camino. Ahora, la historia será completamente distinta porque vamos a estar mucho tiempo sin vernos la cara y con toda esta situación de por medio.

V.D.: -¿Cómo afecta al equipo el parate?

L.A.: –Yo creo que va a afectar no sólo a nuestro equipo, sino que a todos de la misma forma; porque todo este contexto no solamente nos ha sacado físicamente de ese lugar o esa competencia, sino que nos ha sacado, sobre todo, mentalmente de la alta competencia. Porque el hecho de no poder entrenar todos los días la parte de básquet, de no poder ir a un gimnasio, de no poder vernos la cara, aceitar cosas, creo que es un parate difícil como seguramente lo será para cualquier rubro, no solo para el deporte. Y la verdad, no sé cómo va a influir directamente en lo que nos pase como equipo. En el momento que volvamos a encontrarnos, se van a ir aclarando muchas cosas. Pero bueno, en este momento no te puedo decir a ciencia cierta cómo nos va a influenciar por ser una cuestión sin precedentes. Nunca se había parado la Liga de esta manera, y con medidas tan drásticas como el aislamiento. Veremos a medida que pase el tiempo cómo nos afecta y cómo volveremos al ruedo deportivo.

V.D.: Esta temporada te toca jugar en un equipo denominado grande, ¿Que presiones genera jugar en Atenas?

L.A.: –Si, es un equipo con mucha historia, mucha trayectoria, con grandes consagraciones y, hoy por hoy, el más ganador de la Liga. Me parece que eso no se puede pasar por alto y no son detalles, es parte de la historia del club. Es un club grande, como el año pasado me tocó en Peñarol y también lo es. Y creo que también uno, en el momento de formar parte de clubes grandes y nombres de mucha trayectoria, me parece que lo elegí como un desafío de querer ser parte de esa historia, de querer sumar, de querer representar ese nombre o escudo. La verdad es que lo vivo con muchísimo orgullo y uno siempre espera estar a la altura de las circunstancias y representar lo mejor posible. Sin dudas que, de alguna manera, implica una presión pero esa presión está buena para utilizarla como un arma y que eso genere buenas cosas a la hora de entrar a la cancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *