gtag('config', 'UA-63643000-1');

NBA TOGETHER: SOBRELLEVANDO LA CUARENTENA

Gentileza: NBA / @NBA

Con el objetivo de alivianar la cuarentena, la NBA lanzó su programa para que todos los fanáticos del mundo puedan seguir disfrutando del mejor básquetbol en tiempos donde la temporada regular fue suspendida por Coronavirus.

A tres semanas de que el COVID-19 le pusiera puntos suspensivos a la NBA, la organización piensa en sus fans alrededor del planeta y anunció algunas medidas “en respuesta de la pandemia del coronavirus”, según el comunicado publicado.

Con el hashtag #NBATogether, buscan difundir información sobre la pandemia a través del conocimiento de la enfermedad y cómo erradicarla, dar apoyo a las personas que más lo necesitan, expandir la comunidad con maneras de entrenar en casa, consejos de jugadores y jugadoras, más el aporte de diferentes expertos, y por último, utilizar la imagen de las grandes estrellas, que serán parte de esto contestando preguntas en las redes sociales.

Como primera acción, ofrecieron “NBA League Pass” completamente gratis, el servicio de streaming de la liga norteamericana, para ver todo el contenido de esta temporada, anteriores, partidos legendarios y resúmenes, por los siguientes 30 días.

Durante la última semana se transmitieron diferentes duelos históricos en la historia de la NBA, cada uno con su particularidad especial, a través de YouTube, Twitter y Facebook. El encuentro que inauguró esta sección fue el Juego 6 de las Finales 2013 entre Miami Heat y San Antonio Spurs, rememorando aquel triple inolvidable de Ray Allen para llegar al séptimo juego y conseguir el anillo posteriormente:

El segundo fue el ya clásico partido entre Golden State Warriors y Oklahoma City Thunder en la temporada regular 2015-16, donde los muchachos de Steve Kerr consiguieron el récord de 73 victorias y sólo 9 derrotas. Acá nos recuerdan el triple casi desde mitad de cancha de Stephen Curry faltando 6 décimas en el tiempo extra, para dar vuelta un partido complicado contra el conjunto liderado por Kevin Durant y Russell Westbrook.

En la noche del sábado nos trajeron el Juego 6 de la primera ronda de los Playoffs entre Houston Rockets y Portland Trail Blazers, donde la ventaja estaba del lado de los dirigidos por Terry Stotts por 3-2 y necesitaban de un triunfo para pasar a Semifinales de Conferencia. Los de James Harden y compañía estaban arriba por 98-96 y se encaminaban al séptimo juego. Restaba una posesión para el local con 9 décimas para el final y el héroe fue Damian Lillard, que tomó la pelota y metió un triple para ganar y hacer estallar el Moda Center.

Continuaron con la victoria de Minnesota Timberwolves a Utah Jazz por 128 a 125 el 31 de octubre de 2018. ¿Qué tuvo de especial esto? El regreso al primer nivel del MVP de la Temporada 2011, Derrick Rose, luego de una carrera repleta de lesiones. Anotó 50 puntos y obtuvo un bloqueo ganador en la última jugada. Tras esto, todos lo abrazaron y terminó emocionado, declarando ante la prensa: “Simplemente hoy he tenido la noche. Y llevaba mucho tiempo esperándola”.

El siguiente fue, quizás, el más memorable de la temporada 2018-19. Juego 7 de la segunda ronda de los Playoffs entre Philadelphia 76ers y Toronto Raptors. El momento en el que la franquicia canadiense se afirmó como candidato principal del Este, y más adelante conseguirían el campeonato vapuleando a Golden State Warriors en las Finales. Estaban igualados en 90 a falta de 4 segundos en el reloj, cuando Marc Gasol jugó para Kawhi Leonard y éste lanzó un tiro de manera incómoda que rebotó varias veces en el aro y terminó entrando para avanzar en el camino a la gloria.

La última jornada nos recordó la histórica victoria de Phoenix Suns a New Jersey Nets en un doble tiempo suplementario, por 161 a 157 en la temporada regular 2006-07. Steve Nash consiguió 42 puntos por el lado de los ganadores y del otro, Jason Kidd llenó la planilla con 38 tantos, 14 rebotes y 14 asistencias. En ese tiempo, las expectativas eran muy altas y cumplieron con grandes momentos como el buzzer-beater de Nash para empatar en el último cuarto, la jugada de tres puntos de Kidd en el primer tiempo extra y el error suyo en una de las últimas, que terminó sentenciando la historia.

Con el correr de los días, la NBA estará transmitiendo más partidos que quedaron para siempre en la memoria de los millones de seguidores que tiene la liga del mejor básquetbol del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *