EN EL ARCHIVO DE LA LIBERTADORES: BOCA JUGANDO CON LA DEL MILAN

Gentileza: es.sports.com

En tiempos de cuarentena donde la pelota no corre por el verde césped, en Vermouth Deportivo abrimos la sección En el archivo de la Libertadores, donde repasaremos historias increíbles que nos ha dejado la máxima competición continental. Hoy, 1963 y Boca vistiendo los colores del Milan.

Para esta historia nos situamos en el año 1963. Boca Juniors tenía su primera participación en el llamado por ese entonces Copa de Campeones de América tras coronarse como el mejor en la Primera División de Argentina durante el año anterior.

El sorteo de los grupos ubicó al Xeneize en la zona número 3, compartida con Olimpia de Paraguay y Universidad de Chile. Tras jugar los dos partidos correspondientes ante los paraguayos, con caída en Asunción por 1-0 y victoria en La Boca por 5-3, el conjunto de Aristóbulo Deambrosi debía medirse como local ante el elenco trasandino.

Y aquí comienza el relato particular. La U arribó a Buenos Aires con un único juego de camisetas, vistiendo su tradicional azul que chocaba con la similitud del clásico uniforme de los argentinos. Ante este panorama, y por ser el local, el Xeneize debía buscar una solución inmediata para diferenciarse de su rival.

El encargado de brindarle la vestimenta a los jugadores tuvo una idea que recibió el aval del presidente, Alberto Armando: utilizar como camisetas a las del A.C. Milan. Boca disponía de equipos del conjunto Rossonero ya que fueron entregadas como obsequios un año antes, en la venta de Victor Benítez a los italianos.

Así, el Xeneize salió vestido de rojo y negro para disputar el encuentro ante la U de Chile. Sin embargo, no serían usadas durante los 90 minutos ya que, en el entretiempo y luego de un mal funcionamiento, los futbolistas locales prefirieron cambiarse los uniformes y vestir unas amarillas.

El resultado será materia de análisis para aquellos cabuleros pero lo cierto es que los argentinos cambiaron radicalmente su imagen en la complementaria y lograron imponerse por la mínima con grito de Alberto Mario Cabrera a los 47 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *