ARSENAL: CAMPAÑÓN PARA NO OLVIDAR JAMÁS

Foto: @ArsenalOficial

El Viaducto fue campeón de Primera División, de la Copa Sudamericana, de la Copa Argentina pero después de una década y media en la elite le tocó descender al Nacional B. Sergio Rondina tomó las riendas de un equipo que modeló a su manera, con los recursos que había, y le dio una impronta que sacudió a todos logrando regresar a la Superliga y pelear codo a codo con todos.

Undécimo de veinticuatro participantes, Arsenal de Sarandí completó la temporada 2019/20 con un registro sumamente positivo. Nueve ganados, siete empatados e igual número de derrotas, fueron las estadísticas crudas de un plantel que el «Huevo» potenció por doquier. Maximiliano Gagliardo se dio el gusto de atajar ante los grandes de la República Argentina tras sus lágrimas en cancha de Banfield y con 36 años sobre sus hombros.

Líder hasta la tercera fecha de la Superliga con triunfos ante el Taladro en el Julio Humberto Grondona, Godoy Cruz en Mendoza, y Defensa en condición de local. En un partido inolvidable, empató 3 a 3 con River teniendo muchas oportunidades para ganarlo. También rescató un punto con Independiente en Avellaneda y hasta pudo ser victoria pero el tanto de Leandro Fernández en el último suspiro le arrebató dos porotos.

Una línea de cuatro de memoria en el fondo. Impecable, intachable, con Fabio Pereyra y Franco Sbuttoni como centrales, un lateral con la experiencia de Emiliano Papa, y otro que estuvo cerca de firmar en el Racing campeón como Fernando Torrent. Un mediocampo envidiable por varios con protagonistas de notable pie. Nicolás Giménez, Gastón Álvarez Suárez, Emiliano Méndez, Joel Soñora, y sus productos de inferiores como Lucas Necul o Alejo Antilef. Y arriba la potencia de Juan Manuel García y Juan Cruz Kaprof pero también la rueda de auxilio provista por el ex Ferro de General Pico, Lautaro Parisi, Ezequiel Rescaldani o el «Pastelito», Ezequiel Cérica.

Arsenal cerró la Superliga 2019/2020 fuera de los puestos de competencia internacional. El arranque de la Copa de la Superliga lo tuvo ahogado hasta el final del cotejo frente a Unión de Santa Fe. En la agonía logró un empate que lo alejó un poco más de los diez que clasificarían a la Libertadores y la Sudamericana 2021. Sin embargo Rondina armó un plantel magistral e inolvidable, que desde el vamos se olvidó del descenso, y que apostó claramente a ser protagonista en cada cancha donde le tocó jugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *