INSTITUTO: “QUEREMOS QUE ESTO SE NORMALICE POR EL BIEN DE TODOS”

Foto de Leandro Gómez para Prensa Instituto | @InstitutoACC

Por: Nicolás Nardi | @NicoNardii

El base cordobés del albirrojo de Alta Córdoba conversó, de manera virtual como lo imponen los tiempos actuales, con Vermouth Deportivo y nos contó acerca de sus días de aislamiento y de lo último disputado por La Gloria.

Con el país en pausa, el capitán del Instituto Atlético Central Córdoba, Gastón Whelan, charló en exclusiva con este medio y nos contó cómo está viviendo estos días de cuarentena junto a su novia. Además, el base cordobés hace un breve análisis de lo que fue la serie semifinal de Basketball Champions League of Americas frente al Flamengo y dejó sus sensaciones acerca del torneo realizado por La Gloria: “Haber podido llegar entre los cuatro mejores de América es algo muy importante, pero el deporte te da revancha e Instituto va a tener otra oportunidad de volver a competir”, expresó.

Vermouth Deportivo: -¿Cómo estás pasando estos días en cuarentena? ¿Qué haces para despejarte? ¿Encontraste alguna hobby nuevo?

Gastón Whelan: -Bien. Todo tranquilo en el departamento, cumpliendo la cuarentena. Para despejarme, en las mañanas trato de hacer algo relacionado a la facultad (recordemos que estudia marketing en la Universidad Siglo XXI), tomo unos mates con mi novia (Camila Rivata). Todavía no encontré algún hobby nuevo, pero nos gusta mirar alguna que otra serie como para pasar el tiempo y algún que otro juego de mesa que se nos ocurra.

V.D: -¿Cómo fue el protocolo que siguieron al regresar de Brasil?

G.W: -Retomamos al país el viernes por la noche, en el cual Brasil todavía no era un país de riesgo, pero nos pidieron que permanezcamos aislados intentando ser precavidos y saliendo lo menos posible para ver como seguía la cosa día a día. A partir del lunes, cuando asignan como un país peligroso a Brasil, ahí empezó a ser una cuarentena obligatoria sin poder salir de nuestros departamentos. Así que bueno, la estamos cumpliendo a raja tabla porque queremos tomar consciencia y ayudar para que esto no se siga agravando.

V.D: -¿Cómo se siente entrenar en casa? ¿Es algo raro?

G.W: -Sí, es bastante raro. Nosotros vivimos en un departamento que es bastante chico y mis recursos son muy limitados, así que tengo que rebuscármelas. Entreno junto con mi novia y tratamos de agarrar bidones de agua para levantar algo de peso, subir a las sillas. Además, me arme una escaleritas con papel, cosas muy simples que tienen otra función claramente. Uno trata de apelar a la creatividad para tratar de entrenar y no perder el ritmo. Obviamente que la parte aérobica es mucho más complicada, el tema de las pasadas o correr, pero siempre tratamos de buscar la manera de hacer algo aérobico. Intentamos hacer Zumba, que pensamos que es lo más parecido a hacer algo aeróbico.

V.D.: -Retomando lo deportivo, sobre el viaje a Río y el segundo juego. Cambiaron la imagen con respecto al primer partido en el Sandrín.

G.W.: -Sí, creo que fueron dos partidos distintos. En el primero, no encontramos ninguna solucion de como atacar al Flamengo, además de no haber tenido mucha efectividad. No me acuerdo el porcentaje en triples, estuvimos muy erráticos, pero fue muy bajo. En el segundo partido, la adrenalina y la situación extrema de saber que estábamos obligados a ganar nos hizo salir muy concentrados y jugar a una alta intensidad, al menos en el primero tiempo. Lamentablemente, en el segundo tiempo perdimos la dinámica con la que habíamos salido a jugar el partido y eso hizo que el Flamengo aumentara la cantidad de acciones en el segundo tiempo y que empezaran a agarrar confianza. Lo que hizo que se nos hayan venido y que puedan ganar el partido.

V.D.: -En algún momento, por esto del COVID-19 ¿pensaron que se podía suspender el partido en Brasil? Al final, pudo asistir una buena cantidad de público, ¿sintieron la presión?

G.W.: -No. Nunca pensamos que se podía suspender el partido el jueves. Si bien, antes de jugar, durante el mismo día, ya habían salido en las noticias sobre las consecuencias de lo que iba a suceder si había un tercer partido (suspender las competencias internacionales a partir del viernes 13).

El partido se desarrolló normal, en la mañana de entrenamiento había gente acomodando las sillas, preparando todo para la noche. Habían habilitado la capacidad para 4000 hinchas, si bien el Maracazinho es inmenso, la gente estuvo presente. No sentimos la presión, al contrario, es lindo jugar con visitante. Así que fue un lindo contexto.

V.D.: -¿Cómo tomaron la derrota, sabiendo que dejaron todo y se definió por detalles?

G.W.: -La derrota se tomó dolorosa, con un cierto grado de bronca, sobre todo por la manera en que se perdió, por la diferencia que habíamos logrado sacar y que aun así no la pudimos mantener. La sensación del equipo fue que se dejó todo, que se peleó hasta el final y, más allá de eso, la sensación que tuvimos es de tristeza, por no haber podido forzar un tercer partido.

V.D.: -Pensando en que es la primera participación de Instituto en la BCLA, ¿Qué balance haces del equipo a lo largo del torneo?

G.W.: -El análisis es más que positivo. Haber podido llegar entre los cuatro mejores de América es algo muy importante. Obviamente que la sensación de haber estado tan cerca nos quedó, pero el deporte te da revancha e Instituto va a tener otra oportunidad, en un tiempo muy cercano, de volver a competir. Estoy muy seguro, porque se vienen haciendo muy bien las cosas. Se jugó contra equipos muy poderosos, de gran experiencia, pero Instituto siempre estuvo a la altura.

V.D.: -Hay que respetar las medidas de la AdC de suspender todas las competencias, pero el párate les tocó con el equipo encontrando un gran funcionamiento.

G.W.: –Si. Creo que veníamos levantando o encontrando nuestra mejor versión o un buen volumen de juego, o por ahí una regularidad que es lo que más cuesta en una competencia tan larga. Pero las reglas están para cumplirse, hay que entender que la situación que estamos viviendo es peligrosa o que se puede expandir de una peor manera, así que creo que estábamos poniendo en riesgo la salud no sólo de los jugadores, sino de toda la gente que trabaja día a día. Creo que fue una decisión acertada la de haber frenado la competencia, y ojalá sirva para que podamos volver no sólo nosotros (jugadores) a jugar, sino toda la gente a sus días habituales.

V.D.: -Ahora que están todos en sus hogares, el grupo de WhatsApp debe estar muy activo ¿hay algún “chistoso” en el equipo o cuáles vienen siendo los temas de conversación?

G.W.: -El grupo está muy tranquilo, tomándolo con la seriedad que el tema se merece. No han variado muchos los temas, pero charlamos, por ejemplo, de la situación del entrenador de futbol de Flamengo, del tema de Facundo Corvalán. También pasamos nosotros el parte al doctor o al jefe de equipo, que por suerte nadie ha tenido síntomas raros en estos días.

V.D.: -Un día en cuarentena de Gastón Whelan es…

G.W.:-Es bastante tranquila (risas). Me despierto 9/9:30, luego desayuno y tipo 10 me pongo a preparar unos mates y agarro unos libros o algo relacionado a la facultad, mientras mi novia hace algunas cosas del trabajo. Después almorzamos, quizás viendo algún capítulo de una serie, y dormimos una horita de siesta, aproximadamente, y a eso de las 16 nos levantamos y apelamos a la creatividad para entrenar. Más tarde, cada uno se baña y tenemos como una hora de ocio para estar tirado en el sillón, descansar y merendar sobre todo, que es fundamental.  A continuación, pensar en que vamos a cenar y seguir viendo la serie; aunque por ahí podemos volver a tomar mates o hacer alguna otra actividad como jugar a algún juego de mesa o alguna actividad que surja en ese momento. Pero lo importante es que respetamos la cuarentena y queremos que esta situación se normalice por el bien de todos. Obviamente, nosotros no vamos a detener el virus, pero sí podemos colaborar, como cada uno lo hace en su casa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *