gtag('config', 'UA-63643000-1');

UAI URQUIZA: «ESTAR VIGENTE ES LO MÁS IMPORTANTE DE TODO ESTO»

Foto: @clubuaiurquiza

Ochenta y seis goles en Platense que lo convirtieron en el máximo goleador de la institución. Sin embargo, para un contador como Daniel Alejandro Vega, esa cifra, por más emotiva que sea, fue un 43 porciento de todo lo que hizo como delantero profesional. A los 38 años, «Trapito» mostró su vigencia a pleno anotando su segunda centena de dianas en una carrera intachable. A los festejos en el Calamar se le sumaron 36 en Los Andes, 19 en Almirante Brown, 18 en Talleres de Remedios de Escalada, 13 en Estudiantes de Buenos Aires, 6 en San Martín de Tucumán, 4 en su amado Huracán, 3 en Godoy Cruz de Mendoza y 2 en el Emelec de Ecuador. No obstante, el pasado sábado 29 de febrero, en su nuevo club, UAI Urquiza, alcanzó los otros trece que le restaban para llegar a sus doscientos gritos. El centrodelantero porteño dejó en claro que seguirá poniéndose nuevos objetivos y así se lo contaba en este mano a mano, que claramente mandó al fondo de la red, con Vermouth Deportivo.

Vermouth Deportivo: Máximo goleador de la historia en Platense. Goles en Primera División. En el exterior. ¿Qué siente un delantero al llegar a los 200 goles en su carrera?
Daniel Vega: Las sensaciones son hermosas de poder ir cumpliendo cada día nuevas metas y estar siempre vigente que es algo que me voy proponiendo día a día. Lo más importante acá es que muchos de esos goles sirvieron para campeonatos, para buenas campañas, y eso es lo más importante de todo. Es una alegría enorme llegar a ese número y, por ejemplo, ser el máximo goleador de Platense.
VD: Muchos goleadores no superan la barrera de los cien, ¿es doble mérito y doble esfuerzo llegar a los 200?

DV: No, es importante, no sé si doble mérito o no. Sí, es algo que no es común y que, hoy, no sé cuántos jugadores en actividad lo tienen. Para mí, estar vigente es lo más importante de todo esto. Seguir desarrollándome, seguir compitiendo en alta competencia, estar a la par de los chicos que hoy tienen 20 o 25 años que es donde está apostando el fútbol de ascenso es un honor.
VD: Cuando pasaron los festejos le agradeciste a cada uno de los clubes por haberte permitido llegar a esa marca. ¿Qué cosas positivas sacás de los pasos por cada club?
DV: Y, sí. La verdad es que no podía hacer otra cosa más que agradecer a quienes me han abierto la puerta de los clubes que me han brindado tanto cariño. La verdad es que tengo buena relación con todos los clubes donde he jugado, con los ex compañeros, ex dirigentes, ex entrenadores. Lo mínimo que podía hacer es compartir mi felicidad con ellos porque sin ellos no hubiese llegado a semejante logro.
VD: Jugaste en Huracán, el club de tus amores. Le hiciste un gol a San Lorenzo. Sos ídolo en Platense que es un club al que amás con todo el alma. ¿Te sentís realizado como futbolista?
DV: Sí, realizado como futbolista, sí, aunque todavía siento que tengo más cosas por dar y más sueños que cumplir. Pero sí, la verdad es que me siento un privilegiado. Haber cumplido los objetivos que me he trazado no es para cualquiera. En lo personal estoy muy feliz de eso y ahora apunto a un poquito más. Siempre hay que mirar para adelante, ya lo hecho, hecho está, así que sólo queda disfrutar estos días y prepararme en búsqueda de un nuevo sueño por realizar.
VD: Si tuvieras que quedarte con dos o tres goles de los 200 que hiciste en tu carrera, ¿cuáles seleccionarías?
DV: Es muy difícil elegir dos goles. Los más importantes para uno, qué sé yo. Puedo decir el primero, y el primero en Primera División. El primero fue en el año 2003 y me tocó contra Almirante Brown. Y en Primera División me tocó hacerlo con San Martín de Tucumán, contra Godoy Cruz en el año 2008. Hice goles en el extranjero, no sé. Pero si tengo que recordar uno fue el gol en el cual bato el récord con Platense. Ahí me invadió la emoción y es algo que no me voy a olvidar nunca más.
VD: UAI Urquiza te abrió las puertas cuando se te cerraron en Platense. ¿Cómo te recibieron y cuán feliz sos en el club donde alcanzaste esa marca?
DV: Estoy más que agradecido. Me siento contento y feliz de jugar en el club, de poder seguir haciendo lo que me gusta, de estar adentro de una cancha. Es un club totalmente atípico y que estoy empezando a descubrir recién ahora, más allá de mi recorrido de casi un año. Es que es un club tan distinto a los demás, con una cultura interna tan diferente, que cuesta reconocerlo hasta que uno se adapta, hasta que uno empieza a ver las cosas de manera más parecida a como lo ven ellos. La realidad es que estoy muy contento al club por haberme abierto las puertas y que yo, a través de goles, pueda devolverles esa confianza, para que pueda seguir desarrollando lo que más me gusta que es jugar al fútbol.
VD: ¿Hasta cuándo hay «Trapito» Vega y cuáles son las próximas metas?

DV: Siempre digo lo mismo. Mientras me siga sintiendo bien en lo físico, futbolísticamente, y me sienta vigente, cosa que hoy es lo que siento. Hoy puedo correr a la par de chicos de 25 años y creo que es un parámetro para decir que estoy en competencia. Por ahora seguiré jugando. Metas me propongo un montón. Dentro de las que tengo ahora es pensar de acá a junio hacer lo mejor posible para que la UAI pueda pegar el salto de calidad que necesita y que se había propuesto al inicio de esta fusión con Ferrocarril Urquiza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *