RESERVA – HURACÁN 2 – ALDOSIVI 1: QUEMA EN SEGUNDOS

Inolvidable victoria del Globo en Reserva ante el Tiburón por 2 a 1. No porque hayan llegado a la cima sino por la manera en la cual los dirigidos por Nazareno Brindisi lograron doblegar a los del “Yagui”, Favio Fernández, en la mañana de Villa Soldati.

Sin sus habituales piezas, muchas promovidas por Israel Damonte a Primera, Huracán se las ingenió para volver a festejar en La Quemita tal como lo habían hecho una quincena atrás frente a Gimnasia y Esgrima La Plata. Aldosivi, lejos de su mejor repertorio, volvió a mostrar falencias en todas sus líneas para quedarse sin nada en la última del encuentro.

Para encontrar un remate hubo que esperar hasta los 18 del primer tiempo y, ni siquiera fue cerca del arco el zapatazo de Rodrigo Cabral. Sin embargo, cuando iban 20, y en una aproximación que no revestía peligro para el dueño de casa, la visita se encontró con la apertura del tanteador. Facundo Tobares picó con pelota dominada por el flanco derecho, nadie salió al cruce, y cuando Sebastián Meza atinó a achicarle el ángulo al centrodelantero ya era tarde.

Aldosivi ganaba 1 a 0 pero era demasiado premio no sólo para ellos sino también para el partido en sí. Pudo justificar el triunfo parcial con un lindo remate de Joel Juárez pero esta vez el arquero supo recostarse sobre el césped para evitar una nueva caída de su valla. Y Huracán reaccionó a diez del descanso pero ni el zaptazo de Juan Carlos Gauto que contuvo con creces Luis Ignacio Ingolotti, ni el de Braian Maidana que se desvió y careció de fortuna le permitieron igualar antes de irse al entretiempo.

El párate duró menos de un cuarto de hora para los de Brindisi. Regresaron temprano a la verde gramilla como si estuviesen hambrientos de gol y con sed de revancha urgente. Y vaya si lo estaban porque la parda llegó a los 12 segundos de la complementaria. Parte épica, capítulo uno. Gauto, como todos sus compañeros, salieron como una tromba hacia la cueva del oponente, y el número once conectó con firmeza un centro de izquierda a derecha para poner el transitorio 1 a 1.

El cotejo con la igualadad entró en una meseta. El Quemero aparentaba tener mejores intenciones pero ni el tiro cruzado de Lucas Valente, ni la salida en falso que no logró aprovechar Iván Tierno, pudieron torcer el rumbo con más tranquilidad. El Tiburón tuvo una ocasión inmejorable pero Elías Torres con todo el arco vacío la mando por arriba del travesaño en una jugada realmente inexplicable.

El empate parecía marchar rumbo a los camarines con destino fijo pero, en la última de la mañana, Cabral probó desde la medialuna y la guardó contra la ratonera derecha de Ingolotti. Aldosivi pasó de ganarlo a irse sin nada para Mar del Plata. Huracán festejó el 2 a 1 que lo consiguió en los segundos iniciales y decisivos de la segunda mitad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *