DOCK SUD 2 – MIDLAND 1: CASI LO PAGA CARUSO

Los Inundados festejaron por vez primera en este 2020 tras derrotar merecidamente por 2 a 1 al Funebrero en el Estadio de los Inmigrantes. El elenco de Guillermo De Lucca fue notablemente superior y hasta pudo liquidar la historia pero fueron los de Fernando Rizzo quienes acertaron, descontaron, y le pusieron condimento al final del cotejo.

Ganó Dock Sud porque jugó mejor, fue al frente y no mereció padecer hasta que Juan Pablo Battaglia haga sonar su silbato. Ferrocarril Midland logró cambiar un poco su imagen a través de los cambios, pero estuvo mejos de su rendimiento ideal en el sur del Gran Buenos Aires.

Como no pudieron gravitar los delanteros en el inicio, fueron los mediocampistas y laterales defensivos del Docke los que se atrevieron a llegar al arco de Matías Mansilla. Damián Adín apareció dos veces para exigir al guardameta del Funebrero pero la tercera fue la vencida. Apenas había transcurrido un cuarto de hora cuando Fabricio Espósito sacó un lindo y seco remate de media distancia que se incrustó contra la base del palo derecho y significó el 1 a 0 para los Inundados.

Con el resultado a su favor, Dock Sud jugó más suelto. Sergio Modón se hacía un picnic por el flanco derecho y, por esa vía, llegó el segundo tanto de la tarde en la Dársena Sur. El centro desde el sector diestro encontró la punta del botín de Leandro Caruso que, con toda su experiencia y pasado en River, Vélez y Godoy Cruz de Mendoza, empujó el esférico para estirar la ventaja. Midland proponía poco y nada siendo la más clara un bombazo de Víctor Meza que se fue alto y lejos.

Nada cambió en el transcurso del partido. Caruso no pudo ante Mansilla antes del entretiempo en una notable respuesta del guardameta mientras que, en el arranque de la complementaria, Matías Giménez castigó con potencia pero le faltó puntería como para encajar el tercer grito de la jornada. Inexplicable fue lo que dilapidó Luciano Cariaga a diez del final y que le hubiese bajado la persiana al juego. El Funebrero aprovechó que le perdonaron la vida, asustó con Maximiliano Antúnez, y acertó con una palomita de Julián Cardellino que le quedó serivda después de que el travesaño le negase la oportunidad del descuento.

El 2 a 1 le puso pimienta al epílogo pero el resultado no volvió a modificarse. Midland intentó en el cierre llevarse tardíamente algo pero ya el reloj le jugaba completamente en contra. Dock Sud ganó por primera vez en el 2020, se desahogó, tuvo pasajes muy interesantes y sufrió en el epílogo. Los tres puntos fueron merecidos pero estuvo cerca de pagarlos Caruso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *