gtag('config', 'UA-63643000-1');

UNIÓN 1 – RIVER 2: LA MUÑECA DEL MUÑECO

El Millonario conservó la cima de la Superliga en un partido complicadísimo para la escuadra de Marcelo Gallardo. El Tatengue lo tenía a maltraer, ganaba 1 a 0, pero el «Muñeco», que finalmente viajó tras ser operado, ordenó mejor el equipo para que los de Núñez se llevasen la victoria por 2 a 1 rumbo a la provincia de Buenos Aires.

Las ganas del entrenador de River no pudieron con la serena efectividad que podía brindarle su ayudante, Matías Biscay. Ese pagaré que significa un título a nivel local lo llevó a subirse al avión rumbo a Santa Fe para dar un paso más hacia el ansiado título. Y su muñeca fue vital para doblgar a un durísimo Unión.

Los hombres de Leonardo Carol Madelón por las bandas y apostando a un eufórico Walter Bou intimidaban a quien se encamina a quedarse con el título de la Superliga. Franco Armani se lucía tapándole un remate a Ezequiel Bonifacio y otro al ex centrodelantero de Boca. Todo era del dueño de casa mientras que la visita tenía desconexiones entre el mediocampo y su tren delantero.

La muñeca del Muñeco llegó justo a tiempo cuando los sofocones se repetían con mayor asiduidad en el 15 de abril. Antes de la media hora, Gallardo sacó a Lucas Martínez Quarta y metió a Juan Fernando Quintero. El colombiano, de buen pie, pisó fuerte y le lavó la cara a la ofensiva de River que equilibró las acciones de la contienda. Pero, sacando una notable ocasión que dilapidó el uruguayo Nicolás de la Cruz, eran otra vez Bou y Bonifacio los que generaban situaciones clarísimas para Unión de Santa Fe.

El premio para el dueño de casa llegó en el arranque de la complementaria. Bou de palomita conectó un tiro libre de izquierda a derecha que se incrusó contra el palo más lejano de Armani. El 1 a 0 era un resultado merecido para los de Madelón pero, claramente ante un rival aceitado, el score era demasiado escueto. Antes del cuarto de hora, los de la banda roja ya había empatado gracias al certero cabezazo de Ignacio Fernández tras una linda jugada colectiva entre Quintero y Matías Suárez que fue quien envió el centro.

La suerte del posible ganador del título empezó a verse con el correr de la segunda parte. El Tatengue empezó a quedarse sin nafta y el Millonario se encontró con el tanto de la victoria a los 20 minutos. De un córner desde el flanco diestro, nadie logró cambiarla la trayectoria al esférico y Robert Rojas no tuvo más remedio que empujarla en pleno área chica. Los santafesinos, que pasaron a quedarse con las manos vacías inmerecidamente y en un parpadeo, continuar buscando a Bou pero el ex Gimnasia no volvió a mojar. Quien sí estuvo cerca fue Franco Troyansky con un remate que dio en el travesaño demostrando claramente que la fortuna estaba del lado de los bonaerenses.

Unión, de gran partido y dulce por la goleada que le habían propinado al Atlético Mineiro por Copa Sudamericana algunas horas atrás, dejó en claro que le hará frente a cualquiera gracias a que Madelón le encontró la vuelta a sus piezas. River rindió otro examen, más complicado de lo que se imaginaban, pero gracias a la muñeca del Muñeco ganó 2 a 1 y quedó otro fin de semana como puntero en soledad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *