INDEPENDIENTE RIVADAVIA 0 – ATLANTA 0: SUSPENDIDO POR LOS VIOLENTOS DE SIEMPRE

Foto: Orlando Pelichotti - Los Andes

Independiente Rivadavia y Atlanta jugaron poco más de cinco minutos en el estadio Bautista Gargantini pero los violentos ganaron de nuevo. Un enfrentamiento entre dos facciones de la barra de la Lepra chocaron en la popular con palos, facas y, al parecer, armas de fuego.

El árbitro Leandro Rey Hilfer no quiso tentar al destino y decidió suspender ante las corridas de hombres, mujeres y niños en la popular. ¿La policía? Bien, gracias. Fue un juego de azar donde cualquier cosa pudo pasar. La decisión del juez fue la más coherente ante una situación desesperante.

Hubo dos heridos (o, por lo menos, eso supo): una mujer con una lesión en uno de sus ojos y un hombre que se lastimó durante el desalojo de la cancha. Los agentes no vieron nada y ni pudieron confirmar las armas ante la confusión de fuegos artificiales.

Debían jugar la Lepra y el Bohemio, y terminaron suspendiendo el partido los mismos violentos de siempre. A los que no les importa la pelota sino otra cosa. Ahora, a esperar la recuperación de los heridos y la reprogramación del encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *