VICTORIANO ARENAS 1 – REAL PILAR 2: EL MONARCA VERANEÓ EN LA PEDREIRA

El Rey tuvo todos sus lujos. Incluso, en su excursión al meandro de Brian, el elenco de Tomás Arrotea Molina aprovechó la siesta de los locales para llevarse un agónico triunfo rumbo a sus pagos. El Monarca perdía por 1 a 0 hasta los 90 reglamentarios pero, en una ráfaga y durante el descuento, acabó ganándole 2 a 1 al CAVA.

Las emociones de Victoriano Arenas fueron un boomerang. Habían empatado agónicamente la semanda pasada frente a San Martín de Burzaco en el Francisco Boga pero, esta vez, se les escapó un triunfo inexplicablemente en su domicilio, el Saturnino Moure. Real Pilar, con dos conquistas calcadas en el área chica, se llevó tres puntos que le permiten soñar con dar pelea en lo más alto.

El Merengue tuvo la primera situación clara de la tarde en Valentín Alsina cuando Lucas Véliz salió a despejar fuera de su área a destiempo. Antes que el arquero llegó el botín de Alan Schönfeld que la punteó por sobre la inmensidad del guardameta pero la redonda salió besando el parante diestro del dueño de casa.

Victoriano Arenas supo responder con un bombazo de Braian Pedreira que se fue realmente cerca. No obstante, el lateral izquierdo, volvió a sacar un misíl a los 23 minutos del capítulo inicial que se tornó inatajable para Tomás Sultani. Un verdadero golazo ponía en ventaja a los dirigidos por Sergio Geldstein y Luis Ventura frente a un Real Pilar que, sacando la acción del comienzo, no gravitaba en la sofocante verde gramilla.

La visita desperdiciaba el empate en una inexplicable definición de Emiliano Tabone que, frente a los tres palos, la tiró al Riachuelo. El local también contó con una situación clara para ampliar la diferencia pero entre el palo le negó la conquista a una linda jugada de chilena de Germán Águila y posterior cabezazo de Maximiliano Acosta.

Real Pilar terminó mejor parado el primer tiempo, apretó a su rival, y mostró cuál sería también su arma para cantar victoria en la complementaria. Lo que no hizo durante gran parte del juego lo mostró en el descuento del capítulo inicial. Wilson Chimeli sacudió con un tiro que se fue cerca del poste diestro de Véliz y, más tarde, Tabone en dos oportunidades, una desviada en el área chica y la otra que dio en el travesaño, asustaron a Victoriano Arenas.

El CAVA dominaba las acciones en la segunda mitad y borraba prácticamente del mapa a un oponente que no llevaba peligro. Águila en un par de oportunidades antes del cuarto de hora pudo estampar el segundo pero careció de puntería. Y Gastón Iglesias, que adicionó cuatro minutos más, le dio el empujón definitivo al Monarca para ir por todo.

Iban 45 minutos de la complementaria cuando Schönfeld desbordó por el flanco derecho, mandó un centro al corazón del área, nadie la despejó en el conjunto de Gelstein – Ventura y la redonda le quedó servida al goleador de la temporada. Chimeli empujó el esférico y empató en Valentín Alsina pero aún quedaba tiempo para ir por más y eso sucedió en los de Arrotea Molina. Así fue como a los 47, Véliz le contuvo un cabezazo a quemarropa a Jonatan Morán pero, en el rebote, Gerardo Pérez no perdonó y dejó boquiabierto al dueño de casa que no entendía cómo pasó de ganarlo a perderlo en un parpadeo.

Victoriano Arenas, abatido, fue con empuje a ver si recuperaba algo de lo que se le había esfumado pero claramente no tuvo ni siquiera la ayuda del reloj ni la del referí que agregó 60 segundos extras a los 240 que ya había añadido. Real Pilar se dio el gusto del Rey, porque el local descansaba en la Pedreira con el golazo de Brian, pero se durmió la siesta en la reposera del 1 a 0 y terminó cayendo por 2 a 1 frente a un Merengue que promete dar pelea arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *