FERRO CARRIL OESTE: VUELO DIRECTO A LIGA NACIONAL

Gentileza Bandeja Olímpica | @BandejaOlimpica

Por: Facundo Olguín | @Facunicolas23

En un abrir y cerrar de ojos, el jueves por la mañana, Ferro contrató a Zane Waterman y a la noche debutó ante San Lorenzo.

La necesidad llegó sobre la chicharra. En Caballito aún extrañan a Ramón Clemente y, salvo la excepción de Charles Mitchell, aún no pudo encontrar su reemplazo. Varios pasaron por el puesto: Post, January, Clayton y Catalá (estos últimos dos fueron cortados una vez que terminó el 2019). El calendario apretaba. Se acercaba el día en el que el Verdolaga abría el año deportivo y aún no llegaba un interno que acompañe a Kevin Hernández.

Finalmente hubo un arribo. Casi sin esperarlo. En cuestión de horas, hizo un poco más de 11.600 kilómetros desde Alemania hasta el Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza y, a la noche, ya estaba en el vestuario con sus nuevos compañeros, se puso la 24 y entró quince minutos. Estamos hablando de Zane Wasterman, nuevo refuerzo de Ferro para esta parte de la temporada 2019-2020 e hizo su debut en la caída de su equipo de visitante ante San Lorenzo por 74 a 70.

Para conocerlo un poco más, Wasterman tiene 24 años, mide 2.06mts, pesa 104 kilos y es de Carolina del Norte, Estados Unidos. Allí, empezó su carrera en la secundaria de Fayetteville y luego en la Universidad de Manhattan, donde jugó durante cuatro años. En 2018 entró en el Draft de la NBA. Sin suerte, quedó como agente libre y siguió su carrera lejos de su país. Primero pasó por Finlandia y, en su último viaje antes de Argentina, pasó por el país teutón.

Donde más chances tuvo de jugar fue en el frío suelo finlandés. En la temporada 2018-19, disputó 40 partidos para Lapuan Korikobrat donde promedió 28 minutos en cancha y promedió 14,2% en puntos (45% en tiros de campo, 36,3% en triples, 83% en libres), 7,4 rebotes (2,2 ofensivos y 5,2 defensivos) y 1,2  asistencias. Sin embargo, la suerte en suelo alemán no estuvo de su lado. En la temporada 2019-2020 sólo jugó un partido en el BG Gottingen, donde sumó 15 minutos y convirtió sólo un punto.

En su primer partido para el conjunto dirigido por Hernán Langinestra, no tuvo una mala performance. Ingresó faltando 51 segundos para que terminara el primer cuarto, en lugar de Kevin Hernández. Sin embargo, sus números finales reflejan que jugó 15 minutos, anotó 8 puntos y capitalizó un total de 5 rebotes en el Poliderpotivo Roberto Pando. Como si fuera poco, cuando quemaron las papas, el técnico confió en él y lo dejó en el quinteto que peleó los instantes finales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *