GIMNASIA (M) 3 – HURACÁN (LH) 0: EL LOBO LEVANTÓ EL TROFEO

Gentileza: Prensa Gimnasia y Esgrima de Mendoza

Gimnasia y Esgrima de Mendoza venció por 3 a 0 a Huracán Las Heras por la final de la Copa Mendoza 2019. El encuentro se disputó en el Estadio Malvinas Argentinas y bajo el arbitraje de Sebastián Márquez. Los goles del título para el Mensana fueron convertidos por Ignacio Morales, Oscar Garrido y Santiago López.

Se termina el año y con el ello el final de algunos campeonatos. Uno de ellos es la Copa de Mendoza 2019. La final por el título fue entre Gimnasia y Esgrima contra Huracán las Heras. El encuentro se disputó en el Estadio Malvinas Argentinas, mismo escenario donde el pasado viernes por la noche River Plate se coronó con su tercera Copa Argentina tras vencer en la finalísima a Central Córdoba de Santiago del Estero. El marco fue imponente, cinco mil hinchas para el blanquinegro, mientras que al Globito lo acompañaron casi nueve mil personas.

En el arranque del cotejo fue parejo. La apertura del marcador llegó a los 17 minutos del primer tiempo. Ignacio Morales realizó una excelente jugada individual, sacó un zapatazo que pegó en el travesaño, la pelota picó adentro y salió, Nicolás Romano por las dudas la volvió a empujar, sin embargo el gol fue de Nacho y el Mensana se puso arriba en el tanteador por 1 a 0. En los últimos minutos de la etapa inicial hubo tres expulsados. A los 35’ tanto Cristian Lucero como Brian Alferez, tras una discusión, visualizaron la tarjeta roja. Pero sobre el final luego de un tumulto entre los jugadores, Juan Manuel Barrera se fue a las duchas luego de la expulsión por parte del juez Sebastián Márquez, dejando al conjunto lasherino con 9 hombres para el segundo tiempo.

Para el complemento la diferencia numérica se hizo notar. El Lobo salió decidió a sellar el resultado, aprovechar ese jugador de más y consiguió estirar la ventaja a los 13 minutos. Oscar Garrido capitalizó un pelotazo desde el fondo y desde muy lejos venció al portero Federico Cosentino y clavó el 2-0 parcial a favor del conjunto dirigido técnicamente por Diego Pozo. A partir de allí la desesperación creció en el elenco de Alejandro Abaurre, que no conseguía convertir para achicar la diferencia y meterse nuevamente en partido. A cinco minutos para el epilogo, Santiago Morales habilitó a su tocayo López, que definió con mucha sutileza ante la salida de Consentino y sentenció el 3-0 final. De esta manera Gimnasia se alzó con la Copa Mendoza edición 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *