RACING: A LA FELIZ POR UN FIN DE AÑO FELIZ

La Academia no olvidará jamás este 2019. Como le pasó recientemente en 2014, un poco más atrás en 2001, los años de vuelta olímpica quedarán históricamente en la retina de sus fanáticos que, incluso, podrá repetir el plato fuerte en caso de vencer al Matador de Victoria el sábado en Mar del Plata. El Trofeo de Campeones, que suma como título nacional, determinará si los de Avellaneda redondean un ciclo de esos que no se repiten hacen bastante con todo coronas en cuestión de meses.

Racing no se fue de vacaciones. Pasó la derrota con Lanús en La Fortaleza y, si bien muchos cañones ya apuntan al 2020 como la arista de la búsqueda del técnico y el sorteo de la Copa Libertadores, una punta bien fuerte quedó latente en el corazón celeste y blanco. La posibilidad de un nuevo festejo en La Feliz decoraría un 2019 magistral, sin lugar a dudas.

En la última función de Eduardo Coudet como entrenador de la Academia, el «Chacho» aún no dio su habitual conferencia de prensa ni dio la mínima pista de cómo formará en el José María Minella ante Tigre. El primer equipo tiene cuatro piezas claves entrenando diferenciado. Su capitán y emblema, Lisandro López, no estuvo en los últimos compromisos con el fin de llegar a este encuentro trascendental.

Quienes también practicaron a un costado del campo de juego junto al «Licha» fueron el chilen, Marcelo Díaz, y dos centrales de primer nivel como el «Osito», Leonardo Sigali, y Nery Domínguez. La idea es poder contar con estos profesionales que viajarán rumbo a la costa atlántica el viernes por la tarde y se hospedarán en el famoso Costa Galana frente a Playa Grande.

Los cruces de este 2019 ante Tigre dejaron un gusto agridulce en el paladar de la Academia ya que en Victoria, con el empate, lograron dar la vuelta olímpica y quedarse con la Superliga pero, un mes y medio más tarde, en el Cilindro, quedaron eliminados en manos del equipo de Néstor Gorosito por la Copa de la Superliga. Racing irá a Mar del Plata, posiblemente en un momento de meseta futbolística, pero con el sueño intacto de gritar campeón dos veces en el mismo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *