TALLERES (RE) 0 – SACACHISPAS 0: FUEGOS ARTIFICIALES Y PÓLVORA MOJADA

En el cierre del Apertura 2019 de la Primera B Metropolitana, el Tallarín y el Lila aburrieron por doquier en Timote y Castro. La gran campaña Albirroja tuvo su reflejo en las tribunas donde las bengalas y los fuegos artificiales fueron el único motivo de alegría constratando con el 0 a 0 que brindaron los protagonistas en la verde gramilla.

Ya sin chances de campeonar pero pudiendo terminar en el segundo lugar de la tabla, Talleres de Remedios de Escalada quiso ponerse el traje de protagonista pero a duras penas tuvo que calzarse el overol para batallar ante un Sacachispas duro que saboreará cada punto conseguido en su lucha por la permanencia en la divisional.

Poco para destacar en la contienda. La mente puesta en las vacaciones y un Apertura donde no había nada por jugarse, hicieron que los de Villa Soldati tuvieran más actitud pero menos fútbol que su oponente. A los 3 minutos de iniciada la contienda, y tras una mala salida de Ezequiel Cacace, fueron los visitantes quienes pudieron anotar pero el canterano de Huracán, Manuel Falón, tiró una masita y le dio tiempo al arquero para recomponerse y hacerse del esférico.

Talleres llegó en el primer tiempo con dos cabezazos que carecieron de puntería. El de Nicolás Malvacio en el área chica se fue alto mientras que el de Maximiliano Badell pasó cerca del caño izquierdo de Joaquín Mendive. Sin embargo, la más clara de la etapa la tuvo Eduardo Dos Santos para Sacachispas con un fuerte remate cruzado que salvó Cacace a contrapierna.

Lo flojo del primer tiempo se soportó porque la hinchada del Tallarín alentó, encendió bengalas, y una fiesta de fuegos artificiales iluminó la noche de Remedios de Escalada mientras nada pasaba en el rectángulo de disputa. El local, que manejaba los hilos pero no lastimaba, tuvo su mejor momento ofensivo en el arranque de la complementaria cuando Nahuel Benítez por poco no le quema las redes a los de Eduardo Pizzo. Después lo tuvo la figura de la cancha, Luciano Arcuri, pero le regaló un débil remate a los guantes de Mendive.

Sacachispas, recién sobre el final de la contienda, intentó llevarse de prepo la victoria pero su única situación de riesgo fue un bombazo de Federico Martínez que sorprendió a Cacace y amortiguó como pudo. Talleres, que ganando hubiese terminado segundo en el Apertura, tuvo la pólvora mojada y debió conformarse con el 0 a 0 en una noche donde lo mejor estuvo del alambrado para afuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *