VÉLEZ 3 – COLÓN 1: TOKIO Y ME VOY

Gentileza: @Vélez

El José Amalfitani vivió una jornada sumamente emotiva: a 24 años de la Copa Intercontinental obtenida, el Fortín homenajeó a los campeones de 1994 en la previa del duelo ante Colón. En el juego, los de Gabriel Heinze se impusieron por 3-1 con tantos de Thiago Almada, Leandro Fernández y Nicolás Dominguez. Además, Fabián Cubero jugó su último partido con la gente velezana.

En el José Amalfitani, y a 25 años de la gran hazaña en Tokio, Vélez enfrentaba a Colón en el marco de la 15° jornada de la Superliga. En la previa, el Fortín dedicó un momento para homenajear a los futbolistas que supieron imponerse al Milán en 1994 para darle el trofeo Intercontinental a los de Liniers. Entre los presentes destacaron, por supuesto, José Luis Chilavert, Omar Asad y Carlos Bianchi.

Comenzado el encuentro, serían los dueños de casa los que tomen la iniciativa, se hagan de la tenencia de la pelota y comiencen a crear las primeras ocasiones de claridad aunque fallando en los metros finales. Hasta que, a los 21 minutos, Thiago Almada capitalizó un despeje desde el área para sacar una furibunda volea baja que tuvo destino de red.

Cuatro minutos después, alto de confianza por la apertura, el Fortín volvería a golpear en el resultado: Leandro Fernández recibió en la puerta del área, controló el esférico y definió con su pierna diestra para imponerse ante Leonardo Burián y establecer el 2-0 para los suyos.

No obstante a la superioridad denotada en la primera mitad, el elenco de Pablo Lavallén conseguiría descontar en uno de las pocas chances netas creadas: a los 38, Cristian Bernardi se escapó de su marca y, al enfrentarse a Lucas Hoyos, definió a un palo para poner el 2-1 con el que concluirían los 45 minutos iniciales.

Para tranquilidad de los presentes, el conjunto de Gabriel Heinze volvería a estirar distancias en los primeros instantes de la complementaria cuando Nicolás Dominguez se encontró con la pelota sobre la medialuna, eludió a su defensor con un toque en velocidad y remató colocado para señalar el 3-1.

Vélez no aflojó en ningún momento del partido y siguió creando oportunidades que no pudo concretar. Al encuentro le quedaría una gran emoción, no tratándose de goles sino del ingreso de Fabián Cubero para jugar los últimos minutos, despidiéndose de la gente de la V Azulada ya que Poroto colgará los botines al concluir el 2019.

No hubo tiempo para más, fue victoria por 3-1 para los de Heinze en una gran tarde-noche. Así, Vélez trepa a la sexta ubicación con 25 puntos mientras que Colón queda 19° con 16. En la próxima fecha, el Fortín visitará a Patronato en Paraná y el Sabalero recibirá a Aldosivi en Santa Fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *