AGROPECUARIO 3 – GUILLERMO BROWN 0: SOJA PARA TIRAR AL TECHO

Foto: @Agropecuario_Of

El Sojero celebró cerrar el año tirando toda su cosecha por los aires tras la goleada que le propinaron a La Banda por 3 a 0 en el Ofelia Rosenzuaig de Carlos Casares. El elenco rojiverde, que se había complicado en la tabla de posiciones, cosechó diez de los últimos doce puntos, empezó a olvidarse del descenso y comenzó las vacaciones con un gran optimismo de cara a lo que se viene.

La gran racha de Agropecuario sobre el sprint final de la primera rueda hizo dejar atrás todo el mal momento que pasaron durante gran parte del campeonato. Si bien enfrente estaba Guillermo Brown de Puerto Madryn, que no ganaba fuera de La Patagonia desde aquella épica victoria ante Platense en Vicente López allá por el 8 de septiembre, la verdad hablaba que también había que vencer a un rival que llegaba a la provincia de Buenos Aires con una racha de tres cotejos sin tropiezos.

El dueño de casa usó la cabeza, bastante, para sacar ventaja ante su oponente. Por la vía del cráneo llegaron los tantos en favor de la escuadra de Manuel Fernández que a los 20 minutos del primer tiempo ya se imponía por 2 a 0 en el Ofelia Rosenzuaig. Semejante golpe asestado le cambió el panorama definitivamente a los del sur argentino que no lograron reponerse del tempranero score.

De un centro de Exequiel Narese a los 10 del primer tiempo llegó el testazo de Martín Comachi quien, ganándole en el salto a Diego Herner, dejó sin reacción al guardameta, César Taborda y marcó el 1 a 0. Groggy quedó la escuadra de Marcelo Broggi cuando el reloj ya marcaba 20 y llegó la segunda diana de la tardenoche en Carlos Casares. Una pelota parada que viajó de izquierda a derecha encontró la frente de Lucas Vesco para ampliar ventajas en favor del elenco local.

Es cierto que La Banda pudo descontar pero Darío Sand se lo negó al ex Atlético Rafaela, Rodrigo Depetris. Y, como las que no entran en un arco ingresan en el otro, fue el Sojero quien encontró la llave para cerrar el juego con un cabezazo de Brian Blando, cerca de la media hora de la complementaria para volver a ganar en una pelota parada. O mejor dicho, para volver a ganar.

Guillermo Brown regresó a Puerto Madryn con las manos vacías y dejando en el camino el utópico sueño de clasificar a la Copa Argentina 2020. Agropecuario festejó en su casa, se impuso por 3 a 0, y celebró el fin de año tirando soja para el techo aspirando a que a partir de enero todo vuelva a enderezarse en pos de afirmarse en la lucha por el salto a la Superliga Argentina de Fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *