RESERVA – BOCA 3 – UNIÓN 0: FUE UN VIOLON»CHELO»

Sonó la orquesta de Rolando Schaivi con sus mejores acordes en la agradable mañana del viernes. Bajo el marco del Torneo de Reserva, el Xeneize goleó por 3 a 0 al Tatengue en Casa Amarilla para acercarse al líder del campeonato, Independiente de Avellaneda, que este fin de semana tuvo descanso postergando su compromiso ante River Plate para enero del año que viene.

Tercera caída al hilo para Unión de Santa Fe que se fue con las manos vacías del Complejo Pedro Pompilio y evitó una goleada enorme gracias a la formidable actuación de su arquero, Marcos Peano. Boca Juniors, con varios regresos, la presencia de un experimentado como Marcelo Weigandt por la banda derecha, y dos debutantes absolutos desde el vamos, tuvo un andar magistral para quedarse con los tres puntos en el sur de la Capital Federal.

Ni bien arrancó el juego, el conjunto del «Flaco» Schiavi impuso sus condiciones. Un bombazo de Adrián Sánchez fue el aviso inicial a los 120 segundos de disputa. Cuando iban 11 minutos, Weigandt lanzó un buscapié que cruzó todo el área grande para que, en la puerta del área chica, Ezequiel Cañete puntee el esférico y vea como la oportunidad se perdía apenas desviada.

Cuando el reloj marcaba 18 llegó el córner de izquierda a derecha que cabeceó el «Chelo» Weigandt, quien ya empezaba a erigirse como figura de la mañana, para estampar el 1 a 0. Sin embargo, el andar de Boca Juniors no mermó ahí. Ni bien Unión movió del medio, el elenco ganador pudo ampliar la ventaja con un cabezazo de Israel Escalante que murió en la azotea del arco de Peano. Y recién después de esa jugada apareció la visita en el partido avisando con un tiro de Imanol Machuca que contuvo contra su parante diestro, Manuel Roffo.

Los de Schiavi merecían más y el premio llegó a los 27 minutos del capítulo inicial. Desde afuera del área, Cañete sacó un bombazo que se tornó inatajable para marcar el 2 a 0. No conformes con la diferencia, los locales fueron a liquidar el pleito pero desde ese entonces y hasta el epílogo de la contienda se encontraron con una muralla con guantes en la cueva del equipo de Marcelo Mosset.

Cañete tuvo el tercero de cabeza, tras centro de Escalante, y Peano respondió con creces para capturar la redonda. Cuando iban 36, Enzo Roldán buscó ubicar el esférico contra la ratonera izquierda del arco Tatengue pero el guardameta brilló manoteando la pelota al tiro de esquina. Y en ese córner lo tuvo Sánchez con un testazo a quemarrompa en pleno rectángulo menor que el número uno del club santafesino resolvió con una salvada de handball.

Unión tuvo su momento para meterse en juego durante el cuarto de hora inicial de la complementaria. Más allá de eso, el dueño de casa jamás pasó sofocones que los obligaran a replantearse la táctica del partido. Alfredo Pussetto le pegó mordido y la caprichosa se fue cerca del palo zurdo de Roffo. Machuca intentó con un tiro libre que se fue alto. Y, tal vez en una de las más claras, Weigandt alcanzó a peinar una especie de volea de Valentino Werro para desviar lo que era el descuento hacia la línea de fondo. En ese entonces Boca comprendió que debía retomar el protagonismo y así lo hizo para seguir con su orquesta en Casa Amarilla.

Roldán, en una trepada por izquierda, exigió a Peano que volvió a responder de manera magnífica. El uno del Tatengue respondió con creces también para ahogarle el festejo al debutante Agustín Stancato. Pudo con todas el guardameta visitante que aguantaba el 2 a 0 en contra y evitaba la goleada. Pero, a los 44, el «Chelo» Weigandt, amo y señor de la contienda, metió un bochazo desde el círculo central para dejar en una situación inmejorable al ingresado Luis Vázquez que puso cifras definitivas en Casa Amarilla.

Unión, que con esta derrota ya sumó su tercer tropiezo en hilera, se fue de Buenos Aires con un sólo punto alto: Marcos Peano. El resto le perteneció a este Boca que sonó de la mejor manera y se impuso por 3 a 0 en una orquesta sinfónica del equipo de Reserva comandado por el «Flaco» Schiavi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *