LANÚS 0 -BANFIELD 1: BANFIELD «TALADRÓ» LA FORTALEZA Y SE LLEVÓ TRES PUNTOS DE ORO

Gentileza: Prensa Banfield

Gentileza: Prensa Banfield

Sábado 9 de Noviembre, 15:30 hs. Un nuevo clásico del sur, una tarde más llena de emociones en el Estadio Ciudad de Lanús. El local iba en busca de afianzarse en los primeros puestos del campeonato, y Banfield, buscaba (además de querer amargarle la tarde a todos los presentes) conseguir cierta solidez en las distintas líneas del equipo, que no encontraba regularidad en el torneo.

Un humo color granate invadía todas las tribunas, cánticos, fiesta y gargantas unidas en un mismo sonido, daban comienzo a la tarde del sábado. Mucha confianza en el equipo local por parte de los hinchas (tal vez debido a los distintos presentes de ambos elencos, con un Lanús protagonista de la competición), aportando un clima muy favorable a los jugadores del «grana» desde el punto de vista anímico.

Se planteó un primer tiempo aguerrido y duro: el equipo de Zubeldía movía el balón para ambos costados, haciendo principales partícipes del choque futbolístico a Marcelino Moreno (de un enorme desempeño) y al «Laucha» Acosta (al cual se notó disminuido físicamente, a pesar de su notable esfuerzo). Mientras que el «Taladro» tuvo el sello distintivo de cada equipo del «Emperador» Julio César Falcioni: una férrea marca en 3/4 de cancha propia, sin dejar jugar al rival, y jugadores rápidos para vulnerar en ataque mediante la creatividad y la efervescencia de los pies jóvenes.

Las llegadas del visitante eran más incisivas, y llenaban de incertidumbre a todos los espectadores. Pero no sería hasta el complemento, que el partido se quebraría a partir del gol de Julián Carranza. Gran definición dentro del área, para dejar indefenso a un Agustín Rossi que se estiraba en su totalidad para evitar el grito sagrado.

A partir de tal momento, el encuentro se partió: Lanús se desesperó en busca del empate, chocando contra una barrera descomunal que proponía Banfield mediante orden táctico y un estado físico destacable. Esta desesperación llevó a reiterados duelos individuales, acumulación de faltas y tarjetas amarillas, situación que llevó a un partido entrecortado, pero frenético: apenas se tenía el balón, se atacaba verticalmente al rival.

La infantil expulsión de Renato Civelli obligó al «Taladro» a refugiarse en su campo, algo que supo hacer de gran manera, vulnerando cada ataque rival y desbaratando cada intento ofensivo del «Grana». El complemento continuaría siendo de la misma manera, destacándose el ingreso de «Pepo» De La Vega, que mostró actitud y gambeta, pero no fue suficiente para conseguir el empate.

Fue final, 0-1 en «La Fortaleza». Banfield se llevó tres puntos de oro de cara a su pelea en los promedios, dejando a su rival de toda la vida masticando bronca, por no poder sumar y consolidarse en la punta de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *