RACING 0 – BANFIELD 0: POCAS FLORES Y MUCHA ARBOLEDA

Una vez más, el guardameta colombiano del Taladro, volvió a ser figura en el Cilindro de Avellaneda. Así como lo hizo a fines del año pasado cuando florecía la Academia que finalmente se alzaría con el título, nuevamente el arquero cafetero brilló para frenarle el envión al último campeón de la Superliga. Por Mauricio Arboleda, los de Julio César Falcioni empataron 0 a 0 con el elenco de Eduardo Coudet en un cotejo con emociones intermitentes.

Banfield volvió a ser prolijo fuera de su casa. El equipo del «Emperador» demostró que suele andar mejor lejos del «Lencho» Sola que en su domicilio y le arrebató un punto a este Racing que venía dulce tras la victoria ante Boca en La Bombonera y una racha positiva de cinco triunfos en las últimas seis presentaciones.

A los 4 minutos avisó la visita cuando Julián Carranza recibió sin marcas en el corazón del área grande pero disparó alto. Desde ese entonces, y hasta el remate en el palo de Agustín Urzi en la complementaria, los de Falcioni no iban a ofrecer nada más en ofensiva. El resto le correspondió al dueño de casa que jamás encontró la llave para pisar el rectángulo mayor de su oponente y todas sus buenas intenciones fueron de media distancia.

Antes del cuarto de hora, Iván Alexis Pillud tuvo en sus pies un zapatazo venenoso que devolvió el poste derecho del arco banfileño. Racing probaba con su lateral derecho en dos oportunidades pero también con un bombazo de Matías Zaracho, otro de Matías Rojas, y la más clara que fue una de Walter Montoya, a cinco del descanso, que todo el mundo gritó gol pero sólo el efecto de la pelota rebotando contra los cartes generó el movimientos de las redes.

En la segunda mitad, Falcioni apostó al retroceso. La valla intacta era negocio para los de Peña y Arenales. Cuando iban 12 minutos, Rojas, en su mejor partido desde que estampó la rúbrica en la Academia, sacó un tiro que se fue cerca del caño diestro de Arboleda. Luego, Nicolás Reniero, ensayó un sombrero dentro del área grande pero falló milimétricamente a la hora de definir su jugada. Coudet apiló atacantes pero jamás pudo con el guardameta rival ni con las dos torres de centrales que tuvieron los dirigidos por el Emperador como Renato Civelli y Alexis Maldonado.

Banfield, que el domingo al mediodía recibirá a Unión de Santa Fe en el Florencio Sola, cumplió con el punto que fue a buscar al Cilindro de Avellaneda. Ahora deberá mejorar su imagen como local mientras que Racing buscará olvidar cuanto antes este 0 a 0 para que vuelvan a florecer las victorias en el último campeón de la Superliga que el domingo visitará a Patronato en Paraná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *