QUILMES 1 – SAN MARTÍN (TUCUMÁN) 4: SANTO BORRACHO TE METE 4

Cervecero y Ciruja se cruzaron en la fecha 9 de la Zona B de la Primera Nacional, en un partido en el que los locales quisieron comandar en todo momento con la pelota en los pies, pero los visitantes con astucia y picardía fueron los que manejaron el partido y le sacaron una gran diferencia tanto en el marcador como futbolísticamente.

Durante la primera etapa el equipo local salió a jugar con mucha decisión de atacar y salir jugando, pero su rival, fue mucho más inteligente en el manejo de la pelota y el uso de los espacios para avanzar y conseguir acercarse al arco de Ledesma. Ya a los 10 minutos y tras recibir un centro preciso desde la derecha, Leonardo Pons conectó con su cabeza el esférico y a la base del palo la envió para abrir el marcador y ponerse rápido en ventaja.

A partir de allí el Cervecero buscó con mucha más efusividad, pero las varias definiciones no fueron del todo precisas, por lo cual costó el empate a pesar del merecimiento. Faltando 10’ para el cierre de la primera etapa Quilmes comenzó a ser desprolijo en la salida y el Santo con astucia lo aprovechó y con un contraataque elaborado de manera magnífica, como si fuese un partido de futsal, tocando de primera hasta dejar a Rodríguez sólo frente al arco para que simplemente con empujar la pelota marcara el segundo gol de la noche.

La reacción de los locales no se hizo esperar y dos vueltas al reloj más tarde, de la cabeza de Alan Alegre salió el gol del descuento para que la familia cervecera festeje el descuento. Para el segundo tiempo, la dinámica no varió en absoluto. La gran diferencia fue la tremenda imprecisión del equipo de Buenos Aires en cuanto al manejo de la pelota y al tener todo su equipo volcado al ataque, los delanteros de San Martín supieron donde apresurar la presión para robar la pelota y liquidar el partido.

Faltaba poco menos de media hora para que terminara y el elenco de Tucumán ya había liquidado el partido. A los 56’ con un contraataque muy veloz, llevado adelante por Rodríguez que en velocidad se sacó varios hombres de encima para que Pons quedara solo en el área chica y definiese cruzado al palo izquierdo. Seis minutos fueron los que pasaron para que llegara el cuarto y último tanto, otra vez a los pies del 9 que robó la pelota por un error infantil de Quilmes, y quedó frente a dos defensores más el arquero, pero su habilidad le permitió quedar al costado derecho de la medialuna del área y empostar en el ángulo su tercer anotación de la noche con un tremendo golazo.

En el resto de los minutos el equipo dirigido por Leonardo Lemos intentó seguir buscando el descuento, pero la defensa del Santo fue muy sólida y no le permitió festejar a una hinchada que se fue muy enojada del estadio a pesar de ser el primer partido que pierde Quilmes en este campeonato. Con este resultado, los de Tucumán quedan en segundo lugar de la tabla, seguidos por el Cervecero y en la próxima jornada, se cruzarán con Atlético Rafaela y Almagro, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *