ALMIRANTE BROWN 3- SAN MIGUEL 0: LLUVIA DE GOLES, SIN TRUENOS

Gentileza: Prensa Almirante Brown

Gentileza: Prensa Almirante Brown

Domingo 13 de Octubre, 15:10hs. Se habría el telón en el Estadio Fragata Presidente Sarmiento para dar luz a un encuentro radiante entre Almirante Brown y San Miguel. El enfrentamiento se daría por la décima fecha del campeonato de la Primera B Metropolitana.

El «aurinegro» llegaba en busca de ratificar su buen pasar en los puestos de arriba, y el «verde» continuaba en su búsqueda desesperada por abandonar el fondo de la tabla, o al menos, conseguir un rendimiento de alguna manera regular.

Las emociones se harían esperar: el primer tiempo mostró un juego parejo (y, por momentos con un desarrollo mayormente favorable al elenco de Los Polvorines). Las situaciones de gol supieron repartirse por lado, al igual que la posesión de la «número 5». La profundidad no fue una palabra que pueda describir este segmento del partido.

No sería sino hasta el complemento que llegaría la explosión eufórica de las tribunas en las que se encontraban alojadas aquellas almas simpatizantes del «mirasol». A los ´7 minutos de la segunda etapa, luego de un interesante centro de Diego García, el balón ingresó al área para más tarde culminar su viaje dentro de la red: el tanto sería considerado como un auto-gol de Nicolás Pizarro, que colaboró con su nuca para dar el empujón final al esférico hacia la valla protegida por Sebastián Anchoverri.

A partir de aquél momento, el «trueno verde» comenzó la operación empate. Ramiro Martínez hizo lo propio bajo los tres palos para mantener los corazones de los hinchas locales en normalidad, sin permitir que ningún remate propiciado por la potente delantera del equipo dirigido tácticamente por Walter Marchesi, llegue a dar con su cometido.

Pero, para tranquilidad de Almirante Brown, a los ´33 minutos del segundo tiempo, el «gurí» García llegaría con un golazo de antología para estampar un 2-0. Pero el delirio del hincha «aurinegro» no terminaría allí: tres minutos más tarde, un potente cabezazo impulsado por Javier Velázquez pondría cifras definitivas al encuentro.

De esta manera, La Fragata hizo culto a la efectividad y la eficiencia, alcanzando ser escolta (por un punto) de un San Telmo que al día siguiente empataría su partido frente a Colegiales. San Miguel se encuentra hundido en el fondo de la tabla de posiciones, pero con material para salir adelante de tan mal momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *