AGROPECUARIO 0 – PLATENSE 2: SOJA CON BROTES MARRONES

Foto: @caplatense

El Calamar consiguió un triunfazo de oro en Carlos Casares y volvió a endererzar el rumbo hacia el sueño del campeonato en el Torneo Nacional. Con un partido más, los hombres de Fernando Ruíz quedaron a cinco unidades del líder, Estudiantes de Buenos Aires, gracias al 2 a 0 que le propinaron los de Vicente López a la escuadra de Felipe de la Riva quien, tras la derrota, renunció a su cargo.

Platense pegó primero y, estiró la diferencia en el tanteador, y con eso le bastó para sufrir de sobremanera en el segundo tiempo aunque contó nuevamente con la magistral tarea de su guardameta, el ex Racing, Jorge de Olivera. Agropecuario, que tuvo una gran reacción en la complementaria, no pudo siquiera ponerse a tiro como para soñar con rescatar un poroto en el Ofelia Rosenzuaig.

Dos centros desde el costado derecho complicaron al dueño de casa. A los 2 minutos de contienda, Hernán Lamberti le dio rosca a un córner y Manuel Capasso se encargó de conectar de cabeza el envío aéreo del ex Aldosivi para estampar el 1 a 0. El Marrón jugaba mejor y merecía más concretándolo su búsqueda antes de la media hora cuando Joaquín Susvielles empujó una asistencia de Nicolás Morgantini. Así, con el 2 a 0, la visita marchaba al descanso con un resultado justo y cómodo.

De la Riva, en su conocida faceta, metió dos variantes en el entriempo. Mauro Albertengo, en ofensiva, le dio otra cara al elenco local pero ni él, ni Exequiel Narese, ni Alejandro Gagliardi pudieron vulnerar a un De Olivera que volaba de aquí para allá con el fin de arruinarle la tarde del lunes al Sojero. Así, el Calamar, veía como el reloj se consumía y los tres puntos viajaban sin problema alguno para Vicente López.

Tras la derrota, Agropecuario se quedó sin entrenador y en una situación bastante complicada dentro de la tabla de posiciones, solamente dos unidades por encima del colista, Nueva Chicago. Platense ganó 2 a 0, se le viene Barracas Central en el camino, pero jugando como lo hizo en los 45 minutos iniciales en Carlos Casares podrá encender, una vez más, la llama de la ilusión para su regreso a Primera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *