COREA DEL NORTE 0 – COREA DEL SUR 0: COREA DEL CENTRO

Foto: DPR Korea Football Association

Sin público, con estrictos controles, y con más ganas de volver a Seúl que de jugar el partido por parte de la visita, el esperado derby asiático acabó en un pálido 0 a 0. El seleccionado Chollima recibió por vez primera, de manera oficial, a los Tigres de Oriente en Pyongyang en una contienda esperada por el mundo futbolístico.

Fue poca la información que llegó desde el costado septentrional del paralelo 38. Corea del Norte no permitió que se expidan visas para periodistas de Corea del Sur y sólo se habilitó el ingreso a profesionales de la AFC (la CONMEBOL de Asia) y de la FIFA. Las noticias que llegaron del lejano occidente hablaron de algunos roces dentro de la contienda que obligó al árbitro qatarí, Abdulrahman Al Jassim a sacar dos tarjetas amarillas por bando durante los 90 minutos.

El entrenador portugués del elenco visitante, Paulo Benito, sorprendió al meter un cambio respecto al último partido de su seleccionado donde goleó por 8 a 0 a Sri Lanka. La decisión inexplicable del lusitano fue dejar a diez de los mismos protagonistas que brillaron el pasado jueves pero sentó en el banco a Kim Shin-Wook, autor de cuatro goles en la victoria pasada, y con un gran presente en el Shangai Shenhua de China.

En el afán de encontrarle la vuelta al partido, los Tigres del Oriente comenzaron con los relevos desde temprano. Benito mandó al tatami verde en el entretiempo a Hwang Hee-Chan, delantero del Salzburgo de Austria, en lugar de Na Sangcho que no había gravitado contra la retaguardia defendida por An Tae-Song, el joven arquero del 25 de abril que jugará la final de la Champions Asiática con su equipo norcoreano.

El portugués siguió buscando variantes pero tardó en meter dentro de la gramilla a Shin-Wook. El ingreso del atacante se dio a diez del final agotando los cambios por parte de la visita mientras que el elenco Chollima todavía seguía con el once inicial dentro de la cancha. Yun Jong-Su, con el partido de ajedrez próximo a las tablas, sacó a Sim Hyon-Jin para meter a Kim Kum-Chol que le dio aire fresco al dueño de casa.

Corea del Norte, con este empate, estiró su racha adversa en el historial contra su clásico a quien no le gana desde el amistoso justamente disputado en su país aquél 11 de octubre de 1990. Corea del Sur, con el 0 a 0, quedó arriba en el grupo de eliminatorias para Qatar 2022 solamente por diferencia de gol con su eterno rival. Fue empate en Pyongyang donde se jugó por primera vez un derby oficial en varones. Repartieron puntos pero ganó el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *