ALEMANIA 2 – ARGENTINA 2: UN CAMBIO DE PIPA

Argentina cambió el chip de un tiempo a otro y rescató un empate positivo (2-2) ante Alemania que ganaba bien por dos goles de distancia. Lucas Alario, que entró en el complemento, metió un gol y una asistencia para igualar un partido complicado ante los alemanes en el estadio Signal Iduna Park. Lionel Scaloni supo modificar el flojo desempeño de los 45 iniciales y el equipo le respondió con actitud, garra y unos excelentes treinta minutos finales. Nunca se dieron por vencido y por eso, la igualdad es importante.

La tenencia de pelota de la Albiceleste duró poco en el primer tiempo. El desorden caracterizó a un equipo al que le costó hacerse sentir en el estadio del Borussia Dortmund. Los teutones crecieron minuto a minuto y mostraron su jerarquía para llegar con pocos toques al área rival. Así llegaron los goles del conjunto local: Serge Gnabry marcó el primer tanto con un remate ante la salida de Agustín Marchesín tras acomodarla con un toque hacia adelante y Kai Havertz aumentó con un remate en soledad después de un centro rasante por derecha. Paulo Dybala no apareció, Roberto Pereyra no provocó tanto peligro por la banda, Ángel Correa no tuvo su noche y Rodrigo De Paul solo contó con algunos arranques y un remate en el palo. La facilidad para jugar del rival complicó a los hombres de Lionel Scaloni que necesitaban, sin dudas, el fin de la primera mitad.

El técnico se dio cuenta de las falencias de sus dirigidos y cambió varias piezas. Lucas Alario, Marcos Acuña y Lucas Ocampos modificaron el juego del seleccionado y le brindaron una abanico de alternativas en ataque sumado a un Leandro Paredes en un excelso nivel. La superioridad de los cuarenta y cinco iniciales se esfumó y la Celeste y Blanca se hizo sentir en Alemania. Las llegadas aparecieron y Marcos Acuña inventó un centro perfecto para Lucas Alario que metió un tremendo cabezazo para el descuento. «Pipa» entró de manera perfecta y envalentonó a sus compañeros. Presión alta, cabeza arriba y pasas inteligentes. El ex jugador de River y Colón tuvo el empate pero unos minutos después creó un jugadón vertical y le cedió la igualdad a Lucas Ocampos que puso el 2-2 definitivo.

La actitud del segundo tiempo le sirvió a Lionel Scaloini para alcanzar un empate ante Alemania después de perder por dos goles de diferencia. La mala imagen de la etapa inicial se esfumó en el complemento y Lucas Alario logró cambiar la presentación de un equipo que terminó convenciendo y metiendo a los teutones en su propio arco. Un empate positivo para la Albiceleste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *