VILLA DÁLMINE 1 – BROWN DE ADROGUÉ 2: VOLEA CON V DE VICÓ

Se terminó el invicto del Viola en Mitre y Puccini ante un Tricolor que venía trastabillando en esta temporada de la Primera Nacional pero supo como cortar una racha de cinco juegos sin triunfos dando vuelta el encuentro y festejando en Campana por 2 a 1 con tantos de Tomás Molina y una mayestática volea de Ariel Kippes.

Villa Dálmine parecía aferrarse a su buen momento en casa. Ganaba por la mínima y enfrente tenía un rival completamente peleado con los triunfos. No obstante fue Brown de Adrogué quien halló rápidamente la parda, así marcharon al descanso, y luego con un verdadero golazo se llevaron los tres puntos de oro para soñar con la remontada y olvidarse de las profundidades de la zona dos de la divisional que por el momento tienen a Almagro en el descenso.

A los 19 minutos del capítulo inicial llegó el tanto para los de Lucas Bovaglio. Un penal sancionado por Adrián Franklin le dio al dueño de casa la oportunidad para ponerse en ventaja. Desde los doce pasos y con firmeza Catriel Sánchez batió al histórico “Laucha” Martín Ríos. El ex Deportivo Maipú, Ferro y Huracán viajó para el otro costado y no tuvo más remedio que ver como se vencía su valla desde temprano. Ganaban los de Campana pero la alegría les iba a durar realmente poco.

Cuando iban 26, Juan Marcelo Ojeda dio rebote en un centro desde la izquierda que culminó capitalizando Molina para rematar fuerte y a media altura. El 1 a 1 acompañó a ambos hasta el descanso pero, en la complementaria, el Viola no mostró su mejor versión. Y para colmo, los dirigidos por Pablo Vicó se hallaron rápidamente con el tanto de la victoria para luego dominar los hilos de la contienda e incluso tener oportunidades para sentenciar la historia en el norte bonaerense.

A los 6 minutos de la complementaria, Molina devolvió un córner pasado para dejar la redonda en zona candente. Kippes, con total clase y leyendo la jugada a la perfección, retrocedió unos metros, no la dejó caer, y a la altura de la puerta del área grande la enganchó de volea para colgarla del ángulo superior izquierdo de la cueva local para poner cifras definitivas en Mitre y Puccini.

Villa Dálmine no logró reaccionar con el resultado adverso y con casi todo un tiempo por delante. Así resignó el invicto como local en la temporada frente a un Brown de Adrogué que festejó el 2 a 1 no sólo por el tenor de su rival y por volver a la victoria tras cinco jornadas sin alegrías, sino también porque ahora los de Vicó podrán trabajar de otra manera pensando en mirar hacia arriba a pesar que se les venga el líder, Sarmiento, en la fecha entrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *