MITRE (SANTIAGO DEL ESTERO) 4 – BARRACAS CENTRAL 2: LA ILUSIÓN HASTA EL FINAL

Gentileza: @somosdeportecom

Aurinegro y Barraqueño se cruzaron en la fecha 7 de la Primera Nacional, en un encuentro que tuvo muchos goles, y que durante la última media hora la esperanza de los visitantes por empatar estuvo a flor de piel, hasta que Rébola lo liquidó con un golazo de tiro libre sobre el final.

El partido comenzó con un fuerte impulso de los locales para conseguir abrir el marcador y rápidamente lo consiguieron a partir de varios centros al área rechazados por la defensa visitante pero el tercer rebote quedó en las afueras del rectángulo y en los pies de Leandro Lencinas quien remató y abrió el marcador a los 9 minutos de juego.

Sorprendentemente, a los 18, Adrián Toloza robó la pelota a la defensa de Barracas que intentaba salir del fondo y tras una pared con el 10, Diego Auzqui, quedó mano mano con el arquero y amplió la ventaja para explotar la alegría en la hinchada. Con el correr de los minutos, el aurinegro siguió siendo superior y creo otras chances de abrir el marcador.

Recién a los 40’ y tras un perfecto centro desde el córner derecho por parte de Auzqui, Matías Moisés saltó bien alto para ganarle a los defensores y así poder impactar la redonda con su frente y mandarla al fondo del arco.

Cuatro minutos más tarde llegaría el gol del ánimo para Barracas justo antes de que finalizara la primera mitad, con una jugada magistral de equipo con pases precisos para desbaratar a la defensa local que dejaron mano a mano a Ramiro López, quien definió por el costado del arquero y direccionó la bocha junto a la base del palo derecho.

Ya en el segundo tiempo, pasada la hora del partido, los dirigidos por Salvador Daniele tuvieron un peligroso tiro libre en la medialuna del área rival, del cual se encargó Iván Tapia quien, con colaboración del arquero Luis Ojeda, mandó la pelota contra la red para el descuento y la emoción del público Barraqueño.

La tensión por la posibilidad del empate estuvo hasta el final. Ambos equipos jugando a máxima capacidad para poder conseguir el resultado, hasta los 87 minutos de juego donde el arquero Elías Gómez comete una tonta falta en la medialuna del área propia que le cedió un tiro libre peligrosísimo, que con una calidad increíble, Alejandro Rébola clavó en el ángulo con su remate de zurda para sentenciar la noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *