AGROPECUARIO 0 – DEPORTIVO MORÓN 1: AL GALLO LE DIERON UN «CACHO» DE SOJA

Foto: @depmoronoficial

Volvió a ganar el Gallo y, sacando ese tropiezo ante Estudiantes de Buenos Aires, la mano de Arnaldo Sialle pudo verse en el armado de un equipo donde los hinchas no ponían todas su expectativas. Contra todos los pronósticos, el elenco de «Cacho» se impuso por 1 a 0 en el Ofelia Rosenzuaig de Carlos Casares frente a un Sojero que sumó un punto de los últimos quince.

Agropecuario fue de mayor a menor y se apagó muy rápido en su domicilio. Ni el uruguayo Emiliano Tellechea ni Alejo Montero pudieron batir la resistencia de Julio Salvá en el arranque para luego desdibujarse en la verde gramilla. Deportivo Morón, apoyándose en su figura indiscutida, Nicolás Ramírez, marcó la diferencia y fue justo ganador en la noche del martes.

El número diez de la visita probó suerte con un notable zurdazo que el ex Gimnasia y Tiro de Salta, Darío Sand, debió esforzarse para descolgar del vértice. Sin Martín Perafán, puesto a que al otrora Douglas Haig lo habían expulsado ante Barracas Central la semana pasada, el guardameta que lo reemplazó brillaba con creces tapándole intentos a quien finalmente sería el autor del único tanto del cotejo.

En el arranque de la complementaria, Sand volvió a quedarse con un lindo intento de Ramírez. Sin embargo, el mediocampista ofensivo tendría revancha y la tercera sería la vencida. Iban 12 minutos del capítulo final cuando recibió una asistencia de Cristian Lillo, pisó la pelota en la medialuna, giró, y la guardó en la ratonera para darle la victoria al Gallo sobre un Sojero que agotó variantes en ataque pero no lograron gravitar ni Alejandro Gagliardi, ni Mauro Albertengo, ni el ultra-conocido por su paso en Huracán, Matías Defederico.

Agropecuario, sin ideas, no tuvo más remedio que resignarse en Carlos Casares. Ramírez, intratabale, pudo bajarle la cortina al juego en el descuento pero ya había hecho lo más importante que fue darle tres puntos más al Deportivo Morón que celebró el 1 a 0. Así, un «Cacho» más arriba, los del oeste del Gran Buenos Aires quedaron expectantes en su zona y dejando de lado todos los prejuicios que se habían forjado en torno al armado del plantel para la presente temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *