DEPORTIVO MORÓN 1 – SAN MARTÍN (SAN JUAN) 1: PARIDAD Y A REPARTIR PUNTOS

Por la sexta fecha de la Primera Nacional, Deportivo Morón recibió a San Martín de San Juan en el Nuevo Francisco Urbano, e igualaron 1 a 1. Facundo Monteseirín en contra de su propia valla abrió la cuenta para el dueño de casa, mientras que Humberto Osorio puso el empate definitivo para los cuyanos.

Se enfrentaban dos equipos con la necesidad de ganar para acomodarse en los primeros puestos, y no seguir perdiéndole pisada al líder de la zona, Estudiantes. Por un lado estaba el Gallo, que quería un triunfo para mantenerse entre los primeros tres puestos, mientras que el Verdinegro necesitaba los tres puntos para comenzar a escalar posiciones.

El primer tiempo fue discreto. El Santo comenzó mejor plantado, pero de una pelota parada, y de una jugada desafortunada, quedó abajo en el marcador. Tras un tiro de esquina, Monteseirín se llevó puesta la pelota, y dejó sin reacción a Ardente que no pudo evitar el 1-0 a los 14 minutos. Con la ventaja, el local creció, pero sin ideas claras, y muy poca peligrosidad en ataque. Lo mismo sucedió con los sanjuaninos, quienes crecieron en juego, pero más allá de alguna intención de Ramirez y Osorio, en ataque no gravitó, y fue así como se fueron abajo al descanso.

En el complemento, la visita salió con otra actitud, y rápidamente logró la igualdad. Error de Salvá que no llegó a cortar un centro y se la dejó servida a Osorio, que a los 3 minutos selló el empate. Con el correr del tiempo, los de Alfredo Grelak crecieron, pero siempre se encontraban con el fondo del Gallo bien parado, y no podían lastimarlo. Por su parte, el dueño de casa no era muy claro, y padecía el juego, pero sobre el final tuvo una clarísima con un cabezazo de Mayola que se estrelló en el travesaño y salió.

No hubo tiempo para más en el Oeste. Deportivo Morón sufrió el juego por momentos, y terminó sumando un punto que lo mantiene en esos primeros puestos, aunque el lider, Estudiantes de Caseros, le continúa sacando diferencia. Por su parte, San Martín se fue con un sabor agridulce porque el empate de visitante no termina siendo un mal resultado, aunque por el desarrollo del juego podría haberse llevado un poco más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *