ARGENTINA: LLEGÓ EL SUBCAMPEÓN DEL MUNDO

Parte de la delegación argentina que disputó la Copa del Mundo FIBA 2019 en China, encabezada por Federico Susbielles y Sergio Hernández, regresó al país y otorgó una conferencia de prensa ni bien tocaron el aeropuerto de Ezweiza.

La mañana del martes 17 de septiembre fue inusual para los medios convencionales, que  se acercaron a la sala de conferencias de la terminal C del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en la localidad de Ezeiza. Eran las 6 de la mañana y estaban esperando a parte del plantel de la selección argentina de baloncesto que, como dijo su entrenador Sergio Hernández, “ganaron la medalla de plata” del Mundial de la disciplina disputado en China.

Durante este fin de semana, los canales tradicionales sumaron en sus tópicos a nuestro equipo nacional que dio que hablar a medida que sumó, una a una, las victorias que lo llevaron hasta la final del “Mundobasket”. Este hecho hizo que los noticieros centrales incluyan a su rutina la posibilidad de que la Selección Argentina se corone campeona en una competencia en la que, quizás, ni siquiera sabían que participaba. Por desgracia, y por virtudes de su rival, Argentina no pudo coronarse y fue dominada por España que le ganó por 20 (75-95); el mensaje fue otro al esperado.

La conferencia de prensa estaba estipulada para las 7 de la mañana pero arrancó 15 minutos antes con la presencia de Federico Susbielles (presidente de la Confederación Argentina de Básquetbol), Sergio Hernández (entrenador en jefe) y los jugadores Marcos Delía, Máximo Fjellerup, Lucio Redivo, Agustín Caffaro y Tayavek Gallizzi.

Fue el presidente de la CABB quien abrió la rueda de prensa destacando el compromiso de los jugadores para vestir la camiseta de la selección. “Hace dos meses, como lo hacen cada año, dejaron de lado a su familia y tiempo libre para dedicarle su cariño por el básquetbol y por la selección y nos trajeron, nada más ni nada menos que una medalla de oro Panamericana de Lima y, como dijo Sergio (Hernández), ‘ganaron la medalla de plata’, subcampeones del mundo, con una actuación de altísimo impacto mundial. Le agradezco a Sergio por todos estos años de trabajo y este proceso que, sin lugar a dudas, va a seguir adelante por haber sido el ‘orfebre’ de la construcción de este equipo que une y representa los mejores valores y tradiciones. Y porque creo que son un ejemplo, no solo en lo deportivo sino en lo humano porque demostraron, una vez más, que los valores puestos en práctica en el deporte no solo son una gran enseñanza sino que son una mejor manera de ganar como colectivo”, introdujo. Luego, agradeció a los jugadores presentes y dio vía libre a las preguntas.

Sergio Hernández agradeció la presencia de los medios en un horario inusual para este tipo de ruedas de prensa y se mostró conforme con la actuación en el Mundial. “Las sensaciones son las mejores. Fue un torneo muy estresante porque había dos torneos en uno. Nosotros quisimos hacer como que no veíamos eso pero el hecho de tratar de ganar nuestros partidos y desear que otros resultados se dieran a favor nuestro para clasificar a los Juegos Olímpicos fue muy desgastante, era como jugar dos partidos por día. Cuando se da la clasificación, ya nos tranquilizamos un poco. Fue un día de festejo igual que el del día que pasamos a la final. Inconscientemente podríamos decir que, desde ahí, todo lo que venga es un premio, pero es mentira. Siempre queríamos más, queríamos salir campeones del mundo. Yo nunca me imagino demasiado las cosas, soy bastante aburrido para eso y no tengo una respuesta que sirva para un título mañana; sí veía que el equipo jugaba mejor, que es una camada que les gusta jugar juntos, que tiene mucha química y que en la AmeriCup del 2017 perdemos la final con un equipo que, con Scola lesionado, tenía 21 años de promedio y jugamos a alto nivel. Antes habían pasado cosas en Toronto 2015, sólo que como no era un torneo importante nadie se dio cuenta, ni siquiera fuimos criticados. También parte de esta camada estuvo en la clasificación a Río y en Río. Las ventanas fueron fantásticas, y ya en las ventanas ese loco visionario (Scola), luego del partido contra Puerto Rico en Formosa, me dijo en la intimidad, y acordamos guardarlo así, que teníamos que empezar a hablar de semifinal porque ya estábamos entre los para cuartos de final. ‘Hablemos de semifinal así nos ponemos un objetivo más alto. Además, si queremos estar en un Juego Olímpico, no podemos depender de otros rivales y yendo a semifinales ya seremos olímpicos’. Y bueno, llegamos un poquito más lejos, alcanzamos la final y fue maravilloso”, declaró el entrenador bahiense.

También se le consultó acerca de si el capitán le dijo si jugará en Tokio o si intuye si jugará en la cita olímpica del 2020, “Luis es igual que Ginóbili, no te dicen nada” respondió Sergio indicando que no habló de eso con el interno de 39 años pero que tiene la sensación de que estará en tierras niponas como atleta participante y dobló la apuesta, “lo voy a obligar”.

Ante la pregunta sobre cuáles fueron las sensaciones que generó tener a un consagrado como Scola en el equipo y la presencia de Ginóbili en los partidos de semi y final, Hernández fue más allá. “Luis vio que podíamos y nos hizo creer que podíamos llegar a donde llegamos, hizo que nuestra ilusión sea mayor y que se saquen fuerzas de donde ya no tenes. La aparición de Manu, ya había sucedido en 2015 en México, festejó como un hincha más; al principio estaba impecable, con saco, sentadito en primera fila al lado de Kobe Bryant y al rato estaba como un barrabrava, en remera y todo transpirado, fue impresionante. Tanto él como Pepe Sánchez, que estaba haciendo trabajos como comentarista, acompañaron mucho al equipo y se emocionaron. También nos hicieron llegar sus mensajes de apoyo Oberto, Nocioni, todo el mundo. (…) Hay mucho trabajo, mucha comunión, mucha estructura, mucha química con jugadores que aportan de afuera y ex jugadores. Si no, no se puede llegar a una final del mundo sólo con garra y buenos jugadores, hay que tener algo más, y creo que ese compromiso tremendo que hay con el básquet argentino de todas sus partes fue lo que nos llevó a conseguir lo que conseguimos”, sentenció.

Agustín Caffaro, nuevo jugador de San Lorenzo, fue consultado sobre si soñó con todo esto que vivió con la selección en los últimos dos meses siendo que, hace poco más de un año, jugó el Campeonato Argentino de Selecciones representando a Santa Fe y respondió que no, que jugó ese torneo para ganar minutos y ritmo de juego para la Liga Nacional ya que venía de tener pocos minutos en Boca Juniors, “luego tuvimos una buena temporada con el equipo y eso me valió la convocatoria. Uno lo sueña, pero hay que trabajar mucho se tienen que dar las circunstancias. Y que se haya dado de quedar en la selección y en el mismo año participar de un Panamericano, ganarlo, y ahora ganar la medalla de plata de un mundial, creo que es algo muy grande y lo estoy disfrutando mucho. Pero bueno, sé que hay que seguir trabajando y tengo muchos años por delante. Lógicamente sé que hay que estar en un gran nivel si uno quiere mantenerse en la selección, es algo muy duro y hay que trabajar”, declaró.

Hernández volvió a tomar la palabra luego de que se le consulte acerca de si estaban al tanto de la repercusión que tuvo el campeonato y el andar de su equipo y comentó que trataron de mantenerse lo más aislado posible. “Tanto como un critica mala como una alabanza fuerte te puede contaminar, quieras o no, y en un torneo donde no hay descanso, o entrenás o jugás, y ese día que jugás, es por algo (importante), así que tratamos de alejarnos de las redes sociales. Pero mis hijos, que se dedican a lo mismo que yo, y me iban poniendo al tanto”, dijo el entrenador que comentó que, sobre el final del campeonato, recibió aproximadamente 300 mensajes por día que aún no termino de leer. También reconoció que él también puso el despertador a las 5 de la mañana “para ver deportes del cual no sabía ni el reglamento” sólo porque representaba a la Argentina, como así también a las Leonas y Leones, los Pumas o a Juan Martín del Potro, y que además avanza las instancias, como en su caso, que avanzaron invictos a la final.

Federico Susbielles cerró la conferencia de prensa afirmando que la Confederación planificará el futuro del seleccionado como lo vino haciendo en estos años, “con mucho detalle, mucho método, confiando en lo que Sergio y el cuerpo técnico planteen, y brindándole a estos jugadores las mejores herramientas. Tengo claro que ésta no va a ser la última página que escriba este grupo porque se despidieron con un poco de sinsabor, un poco de satisfacción y muchas ganas de seguir adelante”.

Por Walter Silva|@WalFSilva10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *