PLATENSE 1 – GUILLERMO BROWN 2: MARIANO – MORENO

«Hacía falta tanto agua para apagar tanto fuego» dijo Cornelio Saavedra tras la muerte de Mariano Moreno. Paradojas que la historia argentina pudieron volcarse a un partido de fútbol donde justamente los de Saavedra padecieron a Mariano (González), el árbitro, y a Moreno, el autor de los goles con los cuales La Banda venció al Calamar por 2 a 1 en Vicente López.

Platense tuvo la llama intacta durante varios pasajes del partido. El empate en uno, por momentos, le hizo quemar las naves pero el gol de Gastón Suso parecía apagar el incendio de un equipo que tocaba, generaba, pero no lograba propinarle ese baldazo de agua fría a un Guillermo Brown al que dejaron con vida hasta el epílogo y dejó a los de Fernando Ruíz con las manos vacías en la última jugada del cotejo.

La vida misma del Marrón, lo de siempre, merecer ganar y acabar perdiendo. «El placer de sufrir» rezaba una vieja leyenda para el Calamar. Y vaya si padeció en la tarde del domingo al arbitraje de Mariano González y a la gran actuación que tuvo el diez de la visita, Emmanuel Moreno, quien a los 10 del primer tiempo abrió la cuenta con un zapatazo de antología que se colgó del costado izquierdo de la cueva de Jorge de Olivera.

Guillermo Brown empezaba a sumar justamente en Vicente López tras tres derrotas al hilo pero la alegría duró poco para los patagónicos. Cuando iban 12, entre Nicolás Morgantini y Facundo Curuchet elaboraron una jugada exquisita por derecha para que finalmente Elías Borrego sacuda las redes del arco defendido por César Taborda. Antes del cuarto de hora ya se hablaba de un partidazo que iba 1 a 1 en el norte del Gran Buenos Aires.

Los de Ruíz, envalentonados por la parda, fueron a liquidar al rival. Hernán Lamberti, de quite con galera y bastón, también le pegó a un tiro libre con un guante para que Joaquín Susvielles cabecee apenas alto. A los 19, Alfredo Ramírez le puso una asistencia magistral a Curuchet que definió aún mejor pero el palo derecho de la visita le negó el segundo al dueño de casa. La Banda, apenas pudo reaccionar pasada la media hora y tuvo una kermesse desafortunada en el área opuesta porque en el «tres tiros al precio de uno» no logró batir la resistencia del misionero De Olivera.

En la complementaria, el Calamar no se desesperó. Pudo ganarlo con un par de acciones del «Bicho», Javier Rossi, pero no lograron aniquilar a Taborda. Sin embargo, cuando iban 25 de la segunda mitad, Suso la metió e hizo delirar a todo el público en el Ciudad de Vicente López. El línea iba para el mediocampo, el árbitro también había convalidado el tanto y, de repente, entre los jueces tuvieron una charla. La diana del defensor era ese agua que apagaba tanto fuego y desataba el festejo del Marrón pero el colegiado anuló el tanto y la furia se apoderó de los fanáticos.

Desanimado, el conjunto de Ruíz perdió los estribos. Siguió yendo al frente, buscando, peleando e intentando cantar victoria. No obstante sus intenciones carecían de ideas y, en el último minuto de adicionado, la visita se encontró con un contragolpe letal que finalizó Moreno con un disparo cruzado de izquierda a derecha que acabó incrustándose contra la base del palo derecho del ex Racing, Jorge de Olivera.

Mariano y Moreno justamente para los de Saavedra. El primero fue el árbitro que anuló de manera inexplicable un tanto para Platense. El segundo fue, sin dudas, la figura de la tarde que le dio el triunfo a Guillermo Brown por 2 a 1 y le cortó una seguidilla de tres derrotas al hilo para cosechar tres puntos de oro en este histórico campeonato de la Primera Nacional.

1 pensamiento sobre “PLATENSE 1 – GUILLERMO BROWN 2: MARIANO – MORENO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *