INGLATERRA 4 – BULGARIA 0: HA»TRICK» KANE

Foto: @UEFAEURO

Los Creadores volvieron a dar cátedra en las eliminatorias para la Eurocopa 2020. Con puntaje ideal y un Harry Kane que volvió de forma magistral, el conjunto de Gareth Southgate goleó por 4 a 0 a Los Leones en el mítico estadio de Wembley que lució colmado y colorido durante el cómodo dominio local.

Inglaterra ganó todo lo que jugó, demostró que está atravesando uno de los mejores momentos a nivel selección, y claramente entusiasmó a propios y extraños porque recuperó a su gran artillero del Tottenham pero así también cerró otra contienda sin recibir dianas en su propia retaguardia. Bulgaria, lejos de sus épocas de máximo esplendor, quedó completamente relegada y lejos del sueño de ser parte del torneo contiental por excelencia.

La visita le hizo fácil el trámite al anfitrión. Ese afán inexplicable de querer salir jugando por abajo, con un toque corte, le costó realmente caro a los de Krasimir Balakov. Plamen Iliev descargó sutilmente hacia su defensor en un saque de área, éste se la devolvió, y cuando el guardameta quiso volver a combinar con un zaguero, apreció a pura potencia Raheem Sterling para adueñarse de la redonda en el rectángulo mayor y descargar para Kane que con todo el arco a su merced no falló.

Parecía que Bulgaria podía hacerle frente a Inglaterra puesto a que, salvando dicho error, el marcador sólo favoreció al dueño de casa en Londres por 1 a 0. Sin embargo, otro aluvión de errores en la última línea dejó sin nada a los perdedores que cometieron dos infracciones dentro del área y no superior como frenar el tren delantero local.

Nikolay Bodurov enganchó a un rival dentro del área y Kane, desde los doce pasos, puso el 2 a 0 cuando apenas iban 240 segundos de la complementaria. No terminaron de asimilar la segunda caída de su valla, que Sterling, en una gran corrida y tras una linda asistencia por el costado izquierdo del autor del hat-trick, estiró la diferencia.

Había tiempo para más y otro penal infantil de la visita, producto de una infracción sin sentido de Kristian Dimitrov sobre Kane, derivó en la definición del encuentro. El centrodelantero del Tottenham le rompió el arco a Iliev para asegurar la goleada y bajarle la cortina a un juego que parecía o debía ser más parejo de no ser por las groseras fallas del conjunto de Balakov.

Bulgaria, sin triunfos en el grupo A y con más partidos disputados que el resto de los participantes, descansará esperando un milagro kosovar en la jornada siguiente para que le descuente unidades a esta Inglaterra que goleó 4 a 0, trepó a las doce unidades y, con puntaje ideal, no querrá perderse por nada la Eurocopa del año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *