NUEVA CHICAGO 1 – PLATENSE 1: TE «EX»-TRAIGO UN PUNTO

La formidable y majestuosa tardenoche de Jorge de Olivera le privó al Torito de cantar victoria por vez primera en el campeonato y le permitió al Calamar conservar el invicto en la segunda división del fútbol argentino. El Marrón ganaba por la mínima con un tanto de cabeza del ex Estudiantes de Buenos Aires, Gastón Suso, pero rápidamente el Verdinegro lo igualó por la misma vía gracias al testazo de Jonathan Fleita.

Tercer empate al hilo para este Nueva Chicago de Gastón Esmerado que mostró su mejor versión sobre todo cuando Platense lo tenía contra las cuerdas sin demasiado esfuerzo. El golpe propinado por los hombres de Fernando Ruíz, sumado al empuje de la hinchada que se acercó en gran número y pudo vivenciar la vuelta del sistema lumínico al República de Mataderos, generó que pueda verse una gran imagen de la escuadra porteña en la jornada vespertina del martes.

Le costó al Calamar generar juego en la etapa inicial. Apenas un tiro libre de Gonzalo Bazán que desactivó muy bien Agustín Silva y una pelota que no llegó a soplar Alfredo Ramírez fueron las propuestas de la visita que vieron como el dueño de casa ganaba en el mediocampo, llevaba el fútbol contra el campo enemigo, y contaba con situaciones claras como el remate del ex Banfield y Gimnasia de Jujuy, Mauricio Asenjo, quien intentó ubicar su intento a colocar cuando iban solamente 3 minutos y la pelota acabó perdiéndose por línea de fondo. También los del «Gato» llevaron peligro con un cabezazo de Diego Martínez que se fue cerca del palo izquierdo.

En la segunda mitad, el 0 a 0 opaco del inicio quedó en el olvido. A los 12 minutos de la complementaria, Suso conectó de cabeza un tiro libre de Hernán Lamberti y abrió la cuenta en Mataderos. Platense, arriba en el marcador, iba por más y quería aprovecharse de un groggy oponente pero Silva le desvió a Bazán lo que hubiese sido el segundo para el Marrón. Y cuando Nueva Chicago más necesitaba emparejar las acciones, consiguió el empate.

Asenjo estuvo realmente cerquísima del empate cuando iban 20. Ciento veinte segundos después fue Gonzalo Miceli quien exigió a De Olivera y el misionero respondió con creces mandando la pelota al tiro de esquina. No obstante, de ese córner, llegó el testazo de Fleita contra la base del palo derecho del arquero para estampar cifras definitivas a pesar que los de Esmerado no aflojaron y fueron a buscar el triunfo en el buen rato que le restaba a la contienda.

Pero, los intentos del Torito se esfumaban porque el uno del Calamar descolgaba todo, tapaba lo que venía, brindaba seguridad y encima brillaba de manera significativa como el tiro libre que contuvo, a pierna cambiada, cuando Martínez ya estaba casi predispuesto a celebrar el tanto de la victoria para el Verdinegro porteño.

Lejos de mostrar su mejor imagen, Platense valoró el punto que pudo haber sido nulo en el República de Mataderos. Con solidez en todas sus líneas pero sin chispa en ofensiva siquiera cuando entró Facundo Curuchet, el equipo de Ruíz se conformó con el 1 a 1. Nueva Chicago sumó su tercer empate al hilo y, para colmo, esta vez no pudo ganar porque un ex se atajó todo en la tardenoche donde la entidad del noroeste de la Capital Federal celebró que volvió a utilizar el sistema de luz artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *