DEPORTIVO RIESTRA 0 – INSTITUTO (CBA) 0: LA VISITA MERECIÓ «LA GLORIA»

Sin triunfar aún en lo que va del campeonato y teniendo enfrente a uno de los punteros de la zona, La Gloria jugó un partidazo en el Bajo Flores donde solamente le faltó el gol para quedarse con los tres puntos. El conjunto de César Zabala igualó 0 a 0 con el Blanquinegro que solamente llegó una sóla vez al área rival y encima le erró a los tres palos.

Prolijo, ordenado, lejos de la realidad que marca la tabla. Instituto de Córdoba presentó batalla, cambió la imagen de los partidos iniciales y mereció claramente mucho más en el Guillermo Laza donde contó con más de quince disparos hacia la cueva de Matías Vega y hasta trece tiros de esquina. Deportivo Riestra saboreó la falta de eficacia de su rival y con el punto conseguido en su domicilio mantuvo el invicto y la cima del grupo acompañando a Sarmiento de Junín en dicho lugar de privilegio.

Todas las situaciones claras fueron para los de Zabala. Germán Salort, el arquero visitante, fue un espectador de lujo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que tuvo a uno de los clubes más poderosos de Córdoba como protagonistas absolutos en todas sus líneas. Sin fisuras en el fondo, con interesantes proyecciones de Franco Flores y la autoridad impuesta por su capitán, Facundo Erpen. Con un gran tiempista en el mediocampo como Juan Sills y la astucia de muchas de sus materias primas surgidas de la cantera. Tal vez la falla estuvo en la puntada final y en la ausencia de ese nueve goleador que perdió con el éxodo de Pablo Vegetti.

En el primer tiempo lo tuvo Mateo Bajamich con un gran remate a colocar que fue resuelto por la fascinante volada de Matías Vega. También probó suerte Malcom Braida con un tiro de 30 metros que no revistió demasiado problema para el arquero del Deportivo Riestra. Y hasta también contó con un zapatazo de Ignacio Antonio que encontró la muralla del número uno local. Todo era a pedir de Instituto en el Bajo Flores.

Los Malevos de Pompeya no reaccionaron en el segundo tiempo. Jamás encontraron los circuitos para enseñarle a su oponente todo lo que el Blanquinegro sabe hacer sobre el césped. A los 3 minutos de la complementaria Vega se quedó con un sablazo de Flores. Antes del cuarto de hora, el arquero del equipo de Guillermo Duró contuvo un gran disparo de Bajamich. Más tarde Braida se anticipó a Yeison Murillo, a quien dejó en el camino bajando la pelota con el pecho, y fusiló contra las redes pero nuevamente el portero salvó la caída de su valla mandando la caprichosa al córner. Y de ese mismo tiro de esquina llegó un cabezazo de Facundo Agüero que acabó dando en la cara externa del arco local.

Deportivo Riestra no tuvo más remedio que resignarse, apostar a alguna contra que ni siquiera llegó a inquietar a Salort y aceptar que resignaba el puntaje ideal a cambio de seguir en la cima frente a un rival que mereció mejor suerte en el Guillermo Laza. Instituto, estuvo más cerca de La Gloria, y solamente se llevó un poroto para Córdoba. El primer punto de la temporada a pesar de haber merecido mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *