SANTAMARINA 0 – DEPORTIVO RIESTRA 1: MALEVAZO EN RODEO AJENO

Foto:: El Eco de Tandil

Deportivo Riestra superó por la mínima a Santamarina en Tandil y con puntaje ideal lidera junto a Quilmes la Zona 2 de la Primera Nacional. En un partido chato y de vuelo bajito el Aurinegro fue quien más iniciativa tuvo, sin embargo los Malevos de Pompeya se llevaron todo a quince minutos del final, en su mejor situación de toda la noche, gracias a la diana de Esteban Pipino.

La segunda jornada de la Primera Nacional tuvo una de sus últimas historias en el Estadio Municipal San Martín, allí donde el Club y Biblioteca Ramón Santamarina de Tandil recibió con mucho público local al Club Deportivo Riestra. El Aurinegro, conducido por Fernando Quiroz, había igualado ante Sarmiento en el debut mientras que el Blanquinegro, dirigido por Guillermo Duró, sumó de a tres derrotando a Gimnasia de Jujuy.

El partido ofreció realmente poco, Santamarina intentó tomar las riendas pero más allá de alguna combinación entre Mariano González y Román Strada encontró poco peligro en las inmediaciones al jardín defendido por Matías Vega. La visita esperó en terreno propio, defendiendo el cero.

Ya en el complemento la cosa no cambió demasiado, con mecánica casi calcada fueron consumiéndose los minutos. Pero alcanzando la media hora llegaría la jugada de la noche, Murillo apuró el lateral que Víctor Gómez recibió en puertas del área grande taqueando para Brian Sánchez, quien sin dudar devolvió la pared al propio Gómez; el ex Armenio fue hasta fondo y sacó el centro rasante que superó las manos de Papaleo encontrando el zurdazo a gol de Esteban Pipino.

Clinc, caja para el Deportivo Riestra, que más allá de un par de embates locales sobre el cierre terminó sumando puntos de oro en el inicio de la temporada. El Malevo es líder junto a Quilmes con seis unidades y buscará seguir en racha el próximo lunes recibiendo a Instituto.

Santamarina dio un paso en falso debutando como local y ahora visitará a Chacarita el venidero sábado en búsqueda de su primera victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *