PLATENSE 3 – ESTUDIANTES (RC) 1: CALAMARES A LA «ALFREDO»

Foto: @caplatense

Una delicia. Así de sabroso juega el Calamar que ganó su segundo partido al hilo y comparte la cima de la zona A de la Primera Nacional junto a Estudiantes de Buenos Aires, Atlanta y Agropecuario de Carlos Casares. El elenco de Fernando Ruíz brilló en Vicente López y derrotó a los Leones Celestes por 3 a 1 con una gran actuación de Alfredo Ramírez.

Platense se estrenó ante su gente tras el debut con triunfo en Caballito frente a Ferrocarril Oeste y volvió a sonreir con el sueño intacto de regresar a la elite del fútbol argentino. Enfrente estaba un Estudiantes de Río Cuarto que soñaba con ocupar el lugar de privilegio que le pertenció al dueño de casa tras la goleada y que deberá levantar cabeza el fin de semana que viene cuando reciba en Córdoba a Independiente Rivadavia de Mendoza.

El Marrón aprovechó una salida en falso de la visita para abrir la cuenta. Iban 21 minutos de la etapa inicial cuando Gonzalo Bazán desbordó por el costado izquierdo y descargó hacia el medio donde Ramírez, sin marca, sólo tuvo que romperle el arco para asegurar el 1 a 0 que duraría realmente poco en el paladra del Calamar. Y hablando de sabores, el que le puso otra salsa con una delicia fue el paraguayo Javier Ferreira quien emparejó las acciones con una tijera exquisita desde afuera del área anotando un gol de otro planeta y llevando el juego al descanso empardado en uno.

Estudiantes de Río Cuarto no podía con la defensa local pero conseguía por el momento llevarse un punto hacia La Docta. Sin embargo, Platense recurrió a la misma fórmula pero esta vez con pelota detenida para ponerse en ventaja otra vez en la nublada tarde de Vicente López. Bazán ejecutó un tiro de esquina desde la izquierda, Ramírez ganó en las alturas sin que nadie lo moleste, y el otrora Central Córdoba de Santiago del Estero acomodó el esférico contra el palo zurdo de Adrián Peralta para estampar el 2 a 1.

Las falencias defensivas del conjunto de Sergio Vázquez le permitieron al dueño de casa estirar la diferencia y evitar cualquier imponderable sobre el cierre de la contienda. A los 10 del segundo tiempo, Bazán repitió el córner, Ramírez volvió a conectar con la testa, y por el segundo poste apareció como una locomotora Joaquín Susvielles para empujar la redonda y poner cifras definitivas con muchísimo tiempo por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *