ARGENTINO DE QUILMES 1 – FLANDRIA 3: ¿LO-PEZ? ¡NO, LO-CANARIO!

El Canario no es un anfibio. Le gusta estar por el aire. Volar, soñar, despegar y vaya si este arranque no tiene mucho que ver entre el deseo del conjunto de Andrés Montenegro y las libertades de las aves al abrir sus alas. Un hat-trick de Manuel López, en cancha de San Martín de Burzaco, le permitió sumar nuavemente de a tres unidades al elenco de Jáuregui que venció por 3 a 1 al Mate que regresaba a la divisional.

No se jugó en la Barranca ni tampoco en la casa del Cervecero. Finalmente el cotejo se disputó en cancha de San Martín de Burzaco donde Argentino de Quilmes se estrenó en la B Metropolitana pero el resultado fue un cachetazo. Y el único que sonrió en el Francisco Boga acabó siendo este Flandria que ya metió un triplete en la fecha inicial frente a Acassuso y ahora repitió ante los dirigidos por Pedro Damián Monzón en el sur del Gran Buenos Aires.

Un minuto le bastó a López para darse cuenta que sería su tarde. Apenas noventa segundos para que el ex delantero de UAI Urquiza pudiese empujar un desborde por izquierda del otrora Quilmes, Matías Nouet y batir la resistencia de Adrián Leguizamón que nada pudo hacer para evitar el 1 a 0 de la visita.

Argentino de Quilmes se vio obligado a empezar de nuevo pero en desventaja. Lentamente los hombres de Monzón emparejaron las acciones pero tardaron en plasmarlo dentro del tanteador. El arquero que supo atajar en Gimnasia La Plata, Yair Bonnín, se convertía lentamente en figura sin imaginarse que López todavía contaba con algunos cartuchos para darle la alegría definitiva a los del «Lobo». Sin embargo, Flandria se quedó y su oponente equiparó todo a la media hora.

Iba media hora cuando Diego Molina, de gran partido para los del «Moncho», puso en órbita un zapatazo que cayó en el área. Desarticulada la defensa rival, fue Braian Chávez quien se aprovechó y tocó sutilmente para que Nahuel Figueredo no tuviese más esfuerzo que empujar la redonda contra el fondo de la cueva. El 1 a 1 armaba otra contienda en el sur del Gran Buenos Aires pero, en la cancha que más tarjetas coloradas vio en la presente temporada, no podía darse la excepción en la agradable tarde del viernes 16 de agosto.

A los 2 minutos de la complementaria, Argentino de Quilmes se quedó con diez jugadores por la expulsión que le propinaron a Walter Hermoso. Sin una de las mejores piezas, Monzón tuvo que reordenar al equipo y aguantar el empate. Pero Flandria apeló a su mejor versión y volvió a ponerse en ventaja pasado el cuarto de hora de la segunda mitad cuando López conectó de cabeza un córner desde la izquierda y en el área chica estampó el 2 a 1. Y si algo le faltaba al cotejo era otro tanto del «Manu» que se llevó la primera pelota del campeonato 2019/20 de la Primera B Metropolitana tras una palomita algo incómoda que significó el hat-trick para el lungo centrodelantero.

Golpeado, el Mate no encontró alternativas y debió resignarse frente a un rival que ni siquiera había hecho una modificación mientras que los de Monzón ya habían agotado todas las variantes sin reencontrarse con el peso ofensivo que mostraron durante una parte de la mitad inicial. Así el Canario sólo tuvo que esperar al silbatazo final para seguir mirando a todos desde lo más alto.

El debut de Argentino de Quilmes no fue auspicioso ni tampoco el esperado para una escuadra que luchó muchísimo para llegar a la B Metropolitana. La contracara de esta temporada demostró ser este Flandria que ganó 3 a 1, por diferencia de gol mira a todos desde arriba y para colmo ya espera con ansias el juego del fin de semana que viene frente a Defensores Unidos de Zárate que también ganó los dos que jugó y llegará a Jáuregui como otro de los punteros de la categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *