RESERVA – RACING 1 – RIVER 1: DE VENEZOLANOS Y POLACOS

La Academia y el Millonario conservaron el invicto en el Torneo de Reserva de la Superliga tras empatar 1 a 1 bajo el marco de la tercera fecha del certamen. En un lindo encuentro disputado en el «Tita» Mattiussi fueron los de Facundo Villalba quienes se pusieron en ventaja aunque, ese gol, generó la reacción de la escuadra de Mauro Gerk que emparejó la contienda y hasta tuvo chances para dejar sin nada a los del «Luigi».

River fue el único protagonista de la etapa inicial en Avellaneda. El potencial del once que puso la visita en el paño de billar de la cancha auxiliar número uno se vio plasmado en buenos pasajes de Enzo Fernández y en situaciones que desperdició el ya experimentado en Primera División, Julián Álvarez. Racing, en contrapartida, no sabía como llegar con creces hacia la retaguardia de un Franco Petroli que pasó de ser un espectador de lujo a convertirse en una pieza clave para cuidar el punto en la complementaria.

La primera situación de riesgo fue, sin dudas, la más clara del período. Un pase en profundidad dejó a Álvarez solo ante el arquero. El número 10 del Millonario esquivó al guardameta pero se quedó sin resto y, con todo el arco a su merced, terminó mandando la caprichosa por línea de fondo. Luego, Carlos Olses, mostró sus condiciones al desviarle un muy buen remate cruzado a Lucas Beltrán y, por último, otro al protagonista de la ocasión imperdible detallada en el principio de este párrafo.

River volvió a calzarse el traje de protagonista en la segunda mitad. Álvarez desbordó por derecha y descargó para Beltrán que, apareciendo por el segundo palo, el atacante cordobés no le acertó al arco. Recién, después de ese momento de zozobra, Racing reaccionó y se arrimó a la retaguardia contraria con un tiro libre de Evelio Cardozo que se fue apenas alto y de un gran slalom de Carlos Alcaraz que definió mal tras haber hecho todo bien.

Cuando los de Gerk aparentaban acomodarse en la verde gramilla y menos merecían que le inflaran las redes, llegó el gol para los de Villalba. Elías López sacó un fortísimo remate de 35 metros que, excepto por la potencia, no revestía problemas para Olses. Sin embargo, el venezolano puso sus guantes frente al rostro, intentó amortiguar la pelota, y el mismísimo misíl venció las manos del guardameta para meterse al fondo de la cueva.

Con el score en contra, apareció la mejor versión de Racing que observó sus heridas, se levantó y batalló hasta conseguir mínimamente el emparejamiento. Petroli se quedó con la parda al detenerle un muy buen disparo cruzado a Iván Maggi. En la jugada siguiente, el uno de River hizo lo propio al quedarse con el gran intento de Alcaraz. Y a esa altura, ya el dueño de casa estaba empezando a pedir pista para conseguir la igualdad que no demoró en arribar.

Iban 29 minutos de la complementaria cuando Kevin Sibille, desde el piso, le desvió un remate en la línea a Maggi. En la acción siguiente, la suerte estuvo del lado local. Cristian Oyola puso una pelota en el área, Rodrigo Schlegel se anticipó a todos en el primer palo, se filtró a pura potencia, y sacó un fortísimo remate que se tornó inatajable para el arco de la banda colorada.

River mejoró en los instantes finales y después que Racing haya desperdiciado buenas ocasiones para ganarlo. El empate fue verdaderamente justo en el «Tita» Mattiussi aunque, por lo que mostraron ambos, el 1 a 1 quedó corto en cantidad de ocasiones netas que generaron. Lo ciero es que la visita se puso en ventaja gracias a un venezolano y el dueño de casa lo emparejó a través del «polaco». Y así, la Academia y el Millonario también conservaron su invicto en el campeonato de Reserva de la Superliga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *