COPA AMÉRICA 2019: EL BRILLO INESPERADO DEL TERCER PUESTO

Nadie esperaba el brillo de este tercer puesto lleno de color, polémicas y declaraciones picantes. Desde el estadio repleto ante un partido que en la previa no despertaba emociones hasta los brasileños insultando al árbitro por la expulsión de Lionel Messi. Parecía que no iba a ocurrir nada y pasó de todo.

La ausencia de un gran caudal de hinchas argentinos privó a la espera del partido de los típicos cánticos previos a la acción. Fue una entrada tranquila de los fanáticos con un ranking de nacionalidades y cantidades de gente. Los brasileños se hicieron sentir con una multitud de espectadores de Corinthians, los dueños de casa, al igual que los chilenos que llegaron en gran número al barrio de Itaquera de San Pablo. Durante la espera por los noventa minutos, la música atrapó a los albicelestes con un tema de Pipo Cipolatti (‘El Estudiante») y Viejas Locas («Lo artesanal»).

Sorpresivamente, el estadio se empezó a llenar y los cálculos estimados de poco público se nublaron. El encuentro por el tercer puesto tuvo un número respetable de, aproximadamente, 44 mil asistentes más allá de no haber demasiados premios para el ganador.

La intensidad del juego y la expulsión de Messi convirtieron a un encuentro que no prometía emociones en uno atrapante y vibrante. «Referí, ve a tomar por culo», gritaron y se enojaron los paulistas que querían ver a nuestro crack. La mayoría de los brasileño lo aman y se notó en la cancha.

Hasta el entretiempo dejó tela para cortar con un hombre que se complotó con la pantalla del estadio y le propuso casamiento a su señora. Fue un final feliz.

El tercer puesto de la Copa América de Brasil 2019 entregó una jornada inolvidable lleno de datos y emociones. Un partido que, a simple vista, no tenia importancia termimó siendo uno de los más intensos de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *