REPÚBLICA CHECA 3 – MONTENEGRO 0: UNA LOCOMOTORA DE PRAGA A OLOMOUC

Foto: @ceskarepre_cz

En setenta y dos horas, La Locomotora fue una máquina en su propia casa y sumó seis de seis en Praga y Olomouc para quedar como único escolta de Inglaterra en el grupo A de las eliminatorias para la Eurocopa 2020. Así como despacharon a Bulgaria, hicieron lo propio el lunes por la noche con Los Halcones Valientes a quienes vencieron con un inapelable 3 a 0.

El triunfo de Kosovo obligaba a República Checa a no ceder más unidades en la zona. Ya la derrota ante los Creadores había sido demasiado castigo para el elenco de Jaroslav Silhavy. Y en una contienda donde fueron claramente dominadores, pero igual contaron con su cuota de suerte, doblegaron a Montenegro que quedó en el fondo de la tabla de posiciones.

Un centro abierto de Pavel Kaderabek le cayó a Jakub Jankto sobre el flanco izquierdo de la verde gramilla del Andruv Stadion. El ex Udinese de Italia se acomodó y sacó un remate cruzado que se tornó inatajable para Milan Mijatovic. Así el dueño de casa se ponía en ventaja mientras la visita proponía solamente con lindas individualidades de Marko Vesovic.

El primer tiempo se apagó con una mejor imagen de República Checa que volvió a acercerse a la retaguardia rival con un remate por lo bajo de Alex Kral. Sin embargo todos los premios para los de Silhavy llegaron en la complementaria donde Montenegro mismo les permitió meter dos dianas más dentro de su cueva.

A los 3 minutos de la segunda parte Patrick Schick, delantero de la Roma, hizo una jugada de lujo y envió un centro al corazón del área. Boris Kopitovic interceptó la asistencia pero la mandó al fondo de su propia red para que el 2 a 0 llegase por intermedio de un gol en contra.

Schick volvió a ser protagonista a diez del final puesto a que Igor Vujacic lo derribó dentro del rectángulo mayor, el árbitro sancionó penal, y el héroe del encuentro ante Bulgaria se encargó de ejecutarlo con precisión para evitar cualquier tipo de desliz en el marcador y para sentenciar también la goleada.

Montenegro, con dos empates, justamente ante Bulgaria y Kosovo, quedó en el último puesto del grupo A. República Checa le ganó 3 a 0, redondeó un fin de semana perfecto, y por el momento se asentó en zona de clasificación a la próxima Eurocopa con el fin de recuperar terreno perdido en el campo de la historia futbolística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *